Web
Analytics
Actualidad, Tecnología

El 6% de los envíos globales de dispositivos serán detachables

detachable_dispositivos_pc_prevision_idc

El ciclo de reemplazo de los dispositivos no va ser suficiente impulso para que los envíos de dispositivos se mantengan a niveles de otros años en Europa y el mundo. Lo vaticina IDC en sus previsiones anuales donde asegura que este nicho caerá un 3,7% en su tasa interanual en 2018 en nuestra región. Una desviación negativa que también se notará a nivel global pero donde paulatinamente habrá más detachables.

Los datos extraídos vienen a hablar de la combinación de sobremesas, portátiles, estaciones de trabajo y tablets. Un ecosistema de dispositivos que, atendiendo a las previsiones de la consultora, dejarán en 2018 unas 408 millones de unidades a nivel mundial y unos 76 millones en el territorio europeo.

Los datos tanto globales como regionales muestran tendencias claras. Las opciones más clásicas irán perdiendo fuelle con los años para dar paso a aquellas que vienen pisando fuerte. De este modo, veremos cada vez más portátiles y estaciones de trabajo móviles frente a los tradicionales sobremesa o equipos de toda la vida. Justo en estos frentes serán las mayores caídas.

dispositivos_prevision_idc_2018

Así, de los 408 millones de dispositivos que se enviarán en 2018, algo más de 160 millones serán portátiles y estaciones de trabajo móviles. Además, se pondrán 128 millones de tablets convencionales. Los detachables, pese a su comportamiento en alza, solo supondrán el 6% de todos los envíos.

El reemplazo, poco sustento en Europa

El refresco que se ha producido en el primer trimestre de 2018 en Europa no será suficiente para mantener las cifras en resto del año. El pronóstico habla de una caída del 3,7% interanual motivada por esta ausencia de reemplazo unido a la falta de ventas en el consumo.

En términos regionales, este año veremos como los tablets son los que más tirón van a tener; el 32% del mercado europeo será suyo. Sin embargo, su demanda irá en descenso al igual que la tradicionales portátiles (-15%) o sobremesas (-6%). El repunte lo veremos en los detachable (+12), que supondrán el 10% de los envíos, y los portátiles convertibles (+10%).

Sin embargo, las empresas son conscientes de que ciertos equipos están llegando al fin de su vida. Esto unido a la necesidad cada vez más apremiante de proteger los dispositivos profesionales está motivando movimientos. Unos vaivenes que, tal y como auguran en IDC, serán muy lentos en el ámbito de las pymes y quizás no se noten tanto como debería. En este sentido, Liam Hall, analista investigador de IDC añade:

El final de Windows XP supuso una oleada de reemplazo en 2014. A medida que vuelve a llegar el momento del cambio, la elección de equipos móviles, combinado con la preocupación creciente de contar con un entorno seguro, motiva que se realicen cambios a dispositivos más móviles y con funcionalidades de protección”.

En el plano del consumo, las expectativas son menos optimistas aún. Los analistas de la casa prevén que el descenso en demanda continúe hasta 2022 con excepciones como el gaming, donde se están centrando algunos fabricantes.

Cambios para replantearnos el negocio

Ya que ni la demanda ni el nivel de reemplazo de dispositivos llega tan rápido como quisiéramos, es momento de pararnos a pensar. Como distribuidores dispositivos seguramente seamos más conscientes que nadie que los cambios están llegando. Pero ¿Qué hacemos?

Todos los indicios apuntan en la misma dirección: las necesidades de los consumidores y trabajadores ya no son las que eran. La movilidad, las conexiones y la manida transformación digital apuntan en nueva dirección. Un camino que tenemos que estar preparados para recorrer y motivar a nuestros clientes a recorrerlo.

Aunque la transformación es lenta, la tendencia tanto a nivel global como europeo es clara. Los dispositivos versátiles, con capacidades móviles y, en definitiva, más funcionales son los propulsores de este sector. Tampoco nos podemos olvidar de ciertos nichos que están explotando como el gaming.

En todo este contexto es hora de ser consciente de que no podemos seguir ofreciendo el mismo catálogo ni servicios. Nuestros clientes hace tiempo que dejaron de ser los mismos, entonces ¿por qué no replantearnos el negocio?

 

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!