Web
Analytics
Actualidad, Canal, Mercados, Tecnología

¿Cómo conseguir la mejor rentabilidad de la apuesta por la nube?

El 74% de las empresas que han materializado su apuesta por la nube para realizar su transformación digital no generan los ahorros ni el valor esperado. ¿Por qué no se obtienen los resultados esperados? Un estudio da con algunas claves que lo explican.

Tal y como se desprende de la encuesta realizada por McKinsey a más de 800 altos directivos de empresas industriales de Europa y Norteamérica, a pesar de que casi dos terceras partes hace uso de la nube, un 74% no obtiene los resultados esperados.

Para prácticamente la mitad de los encuestados, la tecnología cloud tiene un coste superior a lo previsto y un 40% destaca que excedió sus presupuestos para la nube, lo que ha ocasionado el retraso en su transición.

Según destaca la firma, durante la pandemia muchas empresas, especialmente en el sector industrial, han recurrido al cloud como si fuera la panacea para aumentar su productividad, agilidad y resistencia. Sin embargo, esto no ha hecho más que llevarlas a una visión poco certera y realista a la hora de adoptar la nube.

La nube supondrá el 14,2% del gasto total en TI en 2024

No cabe duda de que, para muchas organizaciones, la implementación de la nube se ha convertido en una prioridad para adaptarse a la nueva situación y mantenerse operativas ya que les ayuda a reducir costes fijos, agilizar el trabajo en remoto y adaptarse con mayor facilidad a la demanda online. Esto ha llevado a que, según una reciente encuesta de Gartner, de cara al futuro, los directores financieros tengan a los ERP en la nube en sus prioridades de inversión hasta 2024.

Además, el gasto en servicios de cloud pública a nivel mundial se disparará pasando de los 257.500 millones de dólares del pasado año hasta los 362.200 millones en 2022, lo que supone un incremento del 41%. De esta forma el dinero destinado a la nube representará el 14,2% del gasto total en TI en 2024, en comparación con el 9,1% que suponía en 2020.

Aspectos a tener muy en cuenta

Sin embargo, el estudio de McKinsey apunta que una empresa puede llegar a malgastar hasta el 35% de su presupuesto para la nube ya que muchas identifican la laxitud presupuestaria como su principal problema al utilizar la nube. El 61% de las organizaciones apunta que el ahorro de costes era su principal objetivo en su apuesta cloud, una prioridad por encima del traslado de las cargas de trabajo de los equipos internos.

Otro de los errores que señala el estudio es que las empresas también buscan beneficios de la nube en el lugar equivocado. Esperan obtener los mayores beneficios de la mejora de la confianza TI, la velocidad, la seguridad de los datos, la gobernanza y el control de costes, entre otros aspectos, en lugar de generar valor de negocio.

Según la firma, el valor de la nube en TI asciende a solo alrededor del 5% del valor potencial de la nube, por lo que cerca del 95% del valor potencial de 600.000 millones de dólares de la nube se encuentra en funciones relacionadas con el negocio, como la fabricación, las adquisiciones, y cadena de suministro.

Para conseguir los resultados que se esperan de la nube hay que hacer cambios transformadores

La adopción de la nube puede conducir a una mayor eficiencia operativa, a reducir el tiempo de comercialización y el lanzamiento de productos y servicios habilitados para la nube pero, para alcanzar estos beneficios hay que hacer cambios transformadores en los procesos de negocio, la organización, el desarrollo de productos o el abastecimiento.

Y esto queda claro cuando, por ejemplo, las empresas que utilizan los proveedores de servicios de nube pública ganan más que las que dependen de su informática interna.

Las empresas gastan dinero en la nube de muchas formas, incluso almacenando datos inútiles u obsoletos, sobrestimando las capacidades necesarias o pagando por servicios que permanecen inactivos durante horas y horas.

Por eso, tener en cuenta que apostar por la nube implica mucho más que un desembolso económico inicial y requiere una transformación mucho más profunda, contribuirá a generar el valor y alcanzar las expectativas deseadas.

Imagen inicial | Marius Matuschzik

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!