Web
Analytics
Actualidad, Canal, Retail

Tienda online sostenible ¿cómo conseguirlo?

tienda_online_sostenible

La discurso de la sostenibilidad ha entrado de lleno en nuestra vidas y por ende, debe ser parte de la estrategia de los negocios. Y es que una tienda online sostenible es un forma más de acercarse a los consumidores que esperan que las marcas y los fabricantes sean más sostenibles e incluso, un 41% estaría dispuesto a pagar más por unos servicios o productos que tuvieran en cuenta el medio ambiente, según datos del E-Shopper Barometer 2021 de Seur.

La preocupación por las políticas de sostenibilidad implementadas por las empresas y las acciones tomadas para reducir el impacto en el medio ambiente se han convertido en el hilo conductor para los consumidores a la hora de escoger un ecommerce u otro, según resalta el Estudio Anual ECommerce 2022 de la IAB. Pese a ello tan solo un 18% de los negocios (dentro y fuera del retail) cuenta con una estrategia de sostenibilidad.

Es por ello que hoy en día es más importante que nunca plantearse el objetivo de ser una tienda online sostenible. Ya no solo porque es necesario para tener un Planeta mejor, sino también para que podamos estar más cerca de las demandas de los consumidores. En este contexto, Hubbo ofrece 5 medidas a tomar para conseguir ser más sostenibles.

Utilización de embalaje ecológico

El embalaje de los productos comprados a través de ecommerce es uno de los principales retos a superar por los comerciantes. A pesar de ello, según datos de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC), el 80% del impacto ambiental generado por los envases del comercio electrónico se puede reducir en la fase de diseño con un modelo adecuado y sostenible para el embalaje. Es por ello que resulta esencial que los ecommerce apuesten por cambiar el modelo de embalaje que actualmente utilizan para el envío de sus productos y busquen alternativas más sostenibles que no solo ayudarán al planeta, sino que también reducirán la cantidad de embalaje utilizado en cada envío.

Reparto con vehículos eléctricos e híbridos

La completa transición hacia vehículos eléctricos y ECO será una realidad en los próximos años. Pero por otro lado, el aumento del comercio electrónico en los últimos años, ha supuesto un aumento significativo del transporte de productos en todo el mundo y esta tendencia parece que se mantendrá en los próximos años. Statista pronostica que para 2030 los vehículos de reparto aumenten a 7,2 millones y esto producirá que las emisiones aumenten hasta los 25 millones de toneladas de CO2. Por ello, los comercios electrónicos deben buscar alternativas a la hora de entregar sus productos, apostando por vehículos eléctricos y ECO en su flota y optimizando las rutas de reparto para contaminar lo menos posible.

Política de Cero Residuos

Uno de los principales retos del sector actualmente es la gestión de productos y residuos generados, debido principalmente a la gran variedad de productos que existen en el mercado y que consecuentemente, hay que gestionar de una forma prácticamente individualizada.

Para evitar que se creen desperdicios, una de las principales soluciones es la donación a una causa benéfica adecuada que pueda revender los bienes en beneficio de la ONG. En el caso de que los productos sean aptos para el uso pero no para la reventa por parte de una ONG, estos se pueden ofrecer como donaciones o obsequios al personal u otras causas locales que valgan la pena, evitando así el desperdicio del producto.

Utilización óptima de la energía

Durante el último año, la subida generalizada del precio de la energía ha afectado a consumidores y empresas por igual. En el caso del ecommerce, ha supuesto que las principales empresas del sector redoblen su apuesta por la utilización de energías limpias y sostenibles. Así, Amazon se ha puesto como objetivo que todas sus operaciones utilicen energía 100% renovable en 2025 a través de una serie de medidas que buscarán tapar la cara menos verde de la corporación.

Pero no todos los comercios electrónicos tienen los fondos como para poder equiparar ese objetivo. Es por ello que las pequeñas medidas, como la instalación de paneles solares en los centros logísticos, pueden ayudar a los ecommerce a optimizar su uso de la energía y reducir su huella de carbono.

Reducción de la utilización de papel

A pesar de que los envases de plástico son los más contaminantes y en 2019 España generó 9,8 millones de kilos de ellos, según datos de Statista, ese mismo año se produjeron más de 3,3 millones de toneladas de cartón ondulado para el sector, lo que representa más de la mitad de la producción nacional de papel y cartón.

Teniendo estos datos en cuenta, resulta esencial que los ecommerce no solo utilicen embalajes reciclados, sino que también los optimicen y reduzcan significativamente la cantidad de papel y cartón empleados en cada envío de producto. La reducción de su uso también se puede aplicar a las operaciones diarias de la compañía eliminando el uso de papeles a través de la digitalización de procesos.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!