Web
Analytics

Amazon.es tiene varios problemas graves

amazon_es_problemas

Amazon se ha convertido en un referente en materia de venta on-line de tecnología en los seis años de vida en España. Un puesto conseguido gracias a su imagen de garante transaccional que hace que muchos consumidores confíen en la plataforma para buscar y comprar dispositivos tecnológicos en Internet. Sin embargo, su buen posicionamiento le lleva a tener otros problemas.

La industria calcula que Amazon.es vende cerca de 1.000 millones de euros en electrónica de consumo. Una cantidad que, en gran parte, es vendida por los vendedores de su marketplace que son precisamente otro de los grandes negocio de la casa. En países como Estados Unidos, de hecho, representan el 80% de las ventas. Pero la aspiración de la corporación es que suponga prácticamente el total.

No obstante, este gran volumen no le ayuda a conseguir que sus cuentas sean positivas en España. En 2016 ingresó 106 millones de euros entre las tres filiales con las que cuenta en el territorio nacional pero perdió 1,47 millones de euros. Más allá de la multa interpuesta por Hacienda, este nulo nivel de rentabilidad se debe a otros motivos.

Sus problemas en España

Su posición como una plataforma segura y resolutiva en caso de disputas es un valor que se le ha vuelto en contra. Algunos vendedores nos confirman que su nivel de devoluciones es especialmente alto en España en comparación con otros países en los que opera. En el caso de este seller consultado, más del 50% de las devoluciones provinieron por esta vía representando tan solo el 30% de sus ventas. Un problema que en Amazon.es incrementa los gastos ya que se encarga del servicio logístico propio y, en muchos casos, de terceros.

El cliente español tiene más peculiaridades. No solo es más proclive a devolver más sino que además es más dado a comentar las criticas negativas y mucho menos a las positivas que tanto benefician al vendedor o producto vendido.

Amazon.es no es competitivo en producto de alto valor

Las comisiones de venta que aplica a terceros, entre el 7 y 15% del precio del producto a vender, también son una barrera para los artículos de gran valor. En el pequeño accesorio, la subida es poco considerable. Pero si estamos ante un producto de 700 euros, por ejemplo, y le aplicamos la máxima comisión, el incremento sería de 105 hasta un PVP de 805 euros. Un importe que no le ayuda precisamente a Amazon.es a ser competitivo y que le genera problemas para el catálogo más rentable.

Y nos fijamos en el valor medio de compra tecnológica en Internet entendemos muchas más cosas. Este se sitúa en los 133,62 euros, un importe medio-bajo muy alejado al de otros terrenos como los viajes, que precisamente es donde Amazon.es es más fuerte pero que le hace tener que vender más e hilar más fino para obtener un margen interesante.

Todo esto hace que los vendedores limiten la venta dentro de Amazon.es. Aunque es un espacio bueno para incrementar ventas, las altas comisiones hacen que estos se piensen dos veces qué tipo de artículos incorporar y cuáles, no.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!