web
statistics
Actualidad, No te lo pierdas, Tecnología

¿Debería abandonar Microsoft el hardware profesional?

surface_hardware_microsoft

La trayectoria de Microsoft dentro del terreno del hardware empezó allá por el 2012 cuando sorprendió con su primer Surface. Cinco años han pasado desde ese primer dispositivo. Un lustro en el que el gigante ha ido demostrando los pasos que se pueden dar en este entorno. Un camino ya marcado del que podría salirse en 2019 o antes.

Al menos está es la visión de algunos fabricantes y analistas consultados por The Register durante el Canalys Channels Forum, En base a su criterio, Microsoft debería su unidad de hardware en dos años. Una división que le ha traído más desgracias que alegrías y que en la actualidad no es rentable. Los últimos resultados demostraban las caídas en este terreno tanto en telefonía como en computación personal.

Y es que aunque la trayectoria de Surface en sus diferentes variantes no ha sido mala del todo, los ingresos no son suficientes. El CEO de Canalys, Steve Brazier, comentaba al respecto: “hay trimestres buenos y trimestres malos pero en el cómputo final no hace dinero. No tiene sentido mantener el negocio”. Aún así ha seguido completando el portfolio para empresas con otras ideas como la supertablet Surface Hub.

Otro ámbito bien distinto es el del consumo. Su apuesta por la Xbox, siendo el hardware que más vende, tampoco le ha salido tan bien como esperaba al tener enfrente a una Sony muy fuerte en entretenimiento. Sin embargo, Microsoft es consciente de que debe estar ahí como referencia y no tendría mucho sentido salir. Veremos qué pasa con la nueva One S. Además, en este terreno también cuenta con sus cascos de realidad virtual Hololens, aunque ya se ha ido de otros nichos como el de los wearables.

Xbox

Zapatero a tu software

Microsoft siempre ha sido una empresa de software. Windows, Office o Azure son referencias que han sobrevivido en el tiempo con muy buenas cuotas de mercado en consumo y profesional. Y es ahí donde los de Redmond son fuertes: “es un hombre de software, un hombre de cloud”, describía Steve Brazier al hablar de Satya Nadella y la trayectoria de esta corporación.

Y es que la entrada de Microsoft en el mundo del hardware para empresas no solo fue una sorpresa para muchos sino también una amenaza. Algunos de sus partners OEM lo vieron como un competidor más cuando la intención del gigante era mostrar el camino a seguir en lo que comenzaba a ser el declive del ordenador.

“Están haciendo mucho dinero en cloud y perdiendo en dispositivos”

Inicialmente la estrategia funcionó. Microsoft empezó a vender Surface de una forma selecta por ser un producto reservado para una minoría. Su objetivo de mostrar el camino hizo su efecto y se convirtió en una opción a seguir en un momento en el que los portátiles ultraligeros o convertibles eran un bien escaso. El tiempo ha pasado y el mercado se ha copado de opciones lo que ha hecho descender las ventas, ya de por si discretas.

surfacehub_3

Precisamente, con esta evolución de la unidad, la alternativa de salir del hardware profesional parece clara. Lo comentaba también Gianfranco Lanci, presidente y COO de Lenovo: “Microsoft está haciendo mucho dinero en cloud pero lo está perdiendo en dispositivos”. Por su parte, Marius Haas, de Dell ratificaba la caída en demanda de los dispositivos de Redmond.

Y es que viendo la buena adopción de su nueva estrategia cloud, la solución no suena descabellada. Azure, la suite de productividad que le gana terreno a otras figurasOffice y en general el del software profesional, siguen al alza y están siendo el gran sustento de Microsoft. Una corporación que se ha convertido en una compañía de software pero claramente cloud donde el hardware parece, a todas luces, que tiene los días contados.

Sin embargo, acabar con la unidad de hardware no es tan sencillo como cerrar la puerta y dedicarse a otros asuntos. Esta decisión implica contar con un plan de desaceleración en el que no dejar de lado a ningún partner ni empresa que apuesta por este hardware. Un asunto delicado donde Microsoft deberá ir con pies de plomo para no enfadar a nadie.

¿Crees que abandonará el hardware Microsoft antes de 2019? ¿De confirmarse la decisión, qué pasará con el soporte y servicios?

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!