Web
Analytics
Actualidad

La imagen de Samsung se ha recuperado del fiasco del Galaxy Note 7

del Galaxy Note 7

Samsung atravesó una etapa bastante complicada el año pasado por el problema que afectaba a las baterías del Galaxy Note 7. Dicho terminal presentaba un grave riesgo de explosión y obligó a la compañía surcoreana a llevar a cabo una retirada total del mismo.

La retirada del Galaxy Note 7 supuso una pérdida importante de ingresos que afectó a la compañía desde varios frentes, pero al mismo tiempo también produjo un daño importante a la imagen de la marca, tanto que muchos expertos llegaron a considerar la posibilidad de que la firma acabase suprimiendo totalmente el nombre “Galaxy Note”.

Esos expertos se equivocaron de plano, y también erraron el tiro aquellos que auguraban malos resultados para la compañía en 2017. Samsung está más fuente que nunca, los Galaxy S8 y Galaxy Note 8 han tenido una excelente acogida y no se han identificado problemas con las baterías.

Esto ha permitido a Samsung recuperarse del desastre vivido en 2016, pero debemos tener muy en cuenta que no basta con lanzar un buen producto para superar un grave fracaso.

La recuperación de la firma surcoreana ha sido posible gracias a una actuación que ha tocado tres grandes frentes:

  • Actuación proactiva desde el primer momento: la compañía no intentó esconder el problema, sino que lo reconoció y tomó las medidas que consideró oportunas en cada momento. La transparencia y la comunicación fueron vitales.
  • Generar amor hacia la marca: Samsung ha sabido mimar a sus seguidores y crear aprecio hacia sus marcas “Galaxy S” y “Galaxy Note”, un pilar que reforzaron durante el evento de presentación del Galaxy Note 8 cuando de nuevo reconocieron su error públicamente y dieron las gracias a todos los que le dieron apoyo en los momentos más difíciles.
  • Confiar en sus socios: una medida que llevaron a cabo en sentido amplio, y que se dejó notar en la firmeza y en la ya citada transparencia con la que llevaron todo el asunto.

Los esfuerzos han valido la pena y convierten a Samsung en todo un ejemplo, ya que la compañía surcoreana ha logrado incrementar su valor como marca en un 9% tras el fiasco del Galaxy Note 7.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Isidro Ros
Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro del canal de distribución. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!