web
statistics

Cómo el ecommerce está impulsando la industria robótica

industria robótica

La industria robótica es una de las tendencias tecnológicas al alza. Adoptada en múltiples campos, tiene en el comercio uno de sus sectores principales de la mano del cambio de hábito de los compradores hacia el comercio electrónico.

Cuanto más usamos las compras por Internet, más dependen los minoristas de los robots para la entrega de paquetes. Hay modelos recorriendo constantemente los grandes almacenes en busca de mercancías. Otros escanean códigos de barras para hacer el inventario, y cada vez más, brazos robóticos hacen lo que antes sólo los humanos podían: ordenar los paquetes en una amplia gama de objetos de forma irregular para compilar grandes pedidos.

“En mi opinión, el gran avance de la industria robótica en 2017 ha sido el punto de inflexión en el comercio electrónico”, dice el experto de la Universidad de Berkeley, Ken Goldberg: “empresas como Amazon y otras han empezado a distribuir productos a un ritmo sin precedentes, algo así como 500 paquetes por segundo. Y el ritmo sólo puede crecer”.

Y la industria robótica evoluciona. Los robots de trabajo ya no sólo realizan acciones de fuerza bruta levantando cargas pesadas. El nuevo tipo de robot móvil de los centros de Amazon (un ejército de 100 robots) es más avanzado que nunca y más colaborativo. Mientras que la automatización de las partes de estos procesos hace que el cumplimiento de pedidos sea más barato para los minoristas electrónicos (y, en consecuencia para el consumidor), está provocando un renacimiento de los robots que tendrá implicaciones mucho más allá del almacén.

El uso de estos robots por parte de Amazon tiene una razón empresarial muy potente. La automatización de procesos hace que el gigante de las compras on-line pueda reducir el tiempo en ciertos procesos. Pasos que se consiguen agilizar con estas máquinas. Una ayuda clave para conseguir hitos como la entrega en una hora que nadie antes había conseguido.

Implicaciones sociales de la industria robótica

Aunque el objetivo de Amazon es que los robots y humanos convivan en armonía las implicaciones sociales-laborales de estos avances en tecnología robótica serán enormes en el futuro.  Cada mes tenemos noticias de nuevas tareas realizadas por robots en sustitución de los humanos (especialmente en el canal) y los avances en Inteligencia Artificial marcarán un punto sin retorno en el sector.

800 millones de trabajadores serán reemplazados por robots en 2030 si se cumplen las previsiones de un nuevo estudio de McKinsey Global InstituteUna quinta parte de la fuerza laboral mundial se verá afectada por el avance imparable de la industria de la robótica, especialmente en los países más avanzados y en algunos empleos donde los robots los ocuparán completamente.

Ejemplos los hay por docenas.  Foxconn pretende instalar hasta un millón de robots en tres años para sus plantas de producción;  Amazon tiene ya miles para gestión de logística; existen para medicina, control biológico y fisioterapia; el campo militar y seguridad como los BigDog de Boston Dynamics adquirida por Google y que cuenta con el desarrollo más avanzado que existe en el robot humanoide bípedo Atlas.

También el NAO de Aldebaran Robotics para sectores de investigación y educativos; el nuevo ASIMO, el primer androide que capturó la atención mundial y que ha ido mejorando sucesivamente; los robots wearables de la división ActiveLink de Panasonic y un larguísimo etc, especialmente en el campo industrial, agrícola y de producción, automatizando tareas humanas.

La gran pregunta es: cuando los robots sean capaces de hacer -casi- todo tipo de trabajos ¿qué haremos los humanos?

Artículo Anterior
Juan Ranchal
Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro del canal de distribución. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!