Web
Analytics
Actualidad, Canal

Amazon y sus marcas blancas, ¿aliado o competidor?

$10 & UNDER

Los últimos movimientos de Amazon hacia la venta a través de sus propias marcas blancas hacen de la compañía un duro competidor para las marcas, muchas de las cuales, no pueden prescindir de la venta a través de ella.

Amazon se ha convertido en el gran gigante del comercio electrónico y su ascenso sigue imparable. En 2017 las ventas de la compañía han ascendido a 177.870 millones de dólares, un volumen que se prevé que siga creciendo a lo largo de este año.

Y parte de este crecimiento se basa, entre otros muchos aspectos, en la creación de su marca blanca en segmentos como la alimentación o la moda. Veinticuatro años en el mercado y muchos estudios del comportamiento del consumidor, del que sin duda cuenta con muchos más datos de los que otros competidores puedan tener, han llevado a la firma de Jeff Bezos a crear marcas propias.

Sin duda, se trata de un movimiento que preocupa a muchos, fabricantes y el ecosistema del canal de distribución ven con temor las consecuencias que puede conllevar debido a la dificultad de poder competir con Amazon. Con los productos electrónicos, por ejemplo, identifica a cuáles los clientes son menos fieles a las marcas pero cuentan con una buena valoración y, en base a esto marca su actuación. Así que, si ve que un producto se vende bien, puede fabricarlo bajo otra marca. Así de fácil.

Estrategia y big data

El interés de Amazon por vender sus propios productos bajo marca blanca no es nuevo. Ya en 2004 y 2005 lo hizo con productos que no vendía en su plataforma online, estrategia que fue probando más tarde hasta que en 2016 reforzó su apuesta con el lanzamiento de varias marcas. El éxito le ha llevado a replicar este modelo en Europa y confía en la expansión de sus marcas blancas, o del distribuidor.

De acuerdo con los datos de Kantar Worldpanel, en España, la marca del distribuidor supone un 36,4% del total de cuota de valor en gran consumo y el 56% de los compradores de grandes cadenas compraron algo a través de Amazon el pasado año. Ante estos datos, el desafío que se presenta para el canal TI no es menor.

La firma de Seattle ya es el gran referente de las compras online para millones de usuarios de todo el mundo a los que ha acostumbrado a comprar en su plataforma basándose en las características del producto y no en la marca. Amazon sabe qué buscan los consumidores y trabaja en esa línea favoreciendo sus propias marcas en detrimento de las demás.

Ahí está uno de los grandes retos del futuro, aprender de la agilidad de Amazon para conocer qué busca el consumidor y ofrecérselo con ingenio. Una lucha titánica pero no imposible para que fabricantes y distribuidores no queden relegados en el comercio electrónico.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!