Web
Analytics
Actualidad, Canal

Google cobrará a los fabricantes de smartphones por sus apps

Google Express

Alphabet, la matriz de Google, cobrará a sus partners fabricantes de hardware en Europa por la preinstalación de sus aplicaciones en smartphones y tablets hasta 40 dólares por dispositivo, unos 35 euros.

Además de tener que hacer frente a una nueva multa récord que la Comisión Europea impuso a Google el pasado mes de julio, la compañía debe reemplazar su sistema de licencias con los fabricantes de hardware con los que trabaja y que la UE considera que vulnera la libre competencia.

Según apunta Google, este nuevo sistema de licencias estará vigente a partir del próximo 29 de octubre para cualquier modelo de smartphone o tablet que se lance en el área de la Unión Europea y que funcione bajo el sistema operativo Android.

Google dividirá Europa en tres zonas, una de ellas con las tarifas más altas de hasta 40 dólares por dispositivo

La tarifa que deberán abonar los fabricantes que trabajan con Google irá desde los 2,50 dólares y, en función del país europeo y del tamaño del dispositivo, irá subiendo la cuantía. No obstante el estándar para la mayoría de fabricantes será de alrededor de 20 dólares, si bien The Verge publicaba recientemente que Google dividirá Europa en tres zonas, una de ellas con las tarifas más altas de hasta 40 dólares en la que estaría Alemania, Noruega, Países Bajos, Reino Unido y Suecia.

Compensar el pago

También se ha desvelado que Google diferenciará entre tipos de smartphone: por un lado, los de más de 500 píxeles por pulgada (ppp), que tendrían el gravamen de 40 dólares; mientras que los que tengan una pantalla de entre 400 y 500 ppp tendrían que pagar 20 dólares. Aquellos fabricantes de dispositivos con pantallas de menos de 400 ppp tendrán que pagar 10 dólares, con los que son los que menos afectados se verán por esta medida.

Además, también se apunta que los partners de Google pueden compensar de alguna forma este pago si ponen como posición destacada su búsqueda de Google y su navegador Chrome, de forma que le daría al fabricante del dispositivo una parte de los ingresos por publicidad.

Este gravamen tendrá sus consecuencias para el canal OEM y los desarrolladores de aplicaciones para Android

Aunque todo está por ver, sin duda este gravamen tendrá sus consecuencias para el canal OEM y los desarrolladores de aplicaciones para Android, si bien aún es pronto para conocer las implicaciones que podrá conllevar.

Todo ello es un paso más dentro de la estrategia de Alphabet después de que el pasado mes de julio la Comisión Europea impusiera a Google una multa récord de 4.343 millones de euros por abuso de dominio en el mercado de software móvil. El ente comunitario también instó a cambiar las condiciones que imponía a sus fabricantes de teléfonos con Android en un plazo de 90 días, algo que ya ha comenzado a hacer pero, ¿qué opinarán los fabricantes al respecto?

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!