Web
Analytics
Actualidad, Tecnología

4 características de la empresa del futuro

seguridad_empresas_dispositivos

Los entornos laborales han experimentado un cambio notable en los últimos años. La irrupción de nuevas tecnologías ha tenido un papel destacable en esta evolución que está permitiendo que el puesto de trabajo actual sea el preludio de todo lo positivo que está por venir.

Los negocios modernos han conseguido alejarse mucho de los modelos tradicionales, no solo con la incorporación de tecnologías que han convertido el puesto de trabajo en un nuevo modelo con grandes ventajas, sino también porque el ambiente de trabajo ha cambiado, la forma de organizarse y otros aspectos que lo hacen mucho más eficiente y satisfactorio para el empleado.

Las ventajas que ofrecen estos nuevos entornos hacen que sean un aliciente para los que buscan trabajar en empresas modernas por las mejoras que les permite. Para identificar estos negocios, hay que fijarse en cuatro aspectos fundamentales.

1. Más del 20% de los empleados no está en la oficina

La incorporación de nuevas tecnologías ha avivado el interés por el teletrabajo que, cada vez más, se ha convertido en una práctica general. Con la proliferación de aplicaciones de mensajería y herramientas de videoconferencia, cada vez más compañías se están dando cuenta de que pueden captar mejores talentos si eliminan restricciones sobre la frecuencia con la que alguien debe estar en la oficina física.

Aunque aún existen muchas organizaciones reacias a estas prácticas y prefieren la presencia física de los empleados en las oficinas para una mejor colaboración, cada vez más se evolucionará hacia la menor presencia en la oficina y más trabajo remoto. No se trata de algo sencillo ya que se necesitan herramientas adecuadas de colaboración y coordinación para garantizar que todos tengan claro lo que hay que hacer pero, para aquellas compañías que son más organizadas, el trabajo remoto es una clara señal de empresa modernizada.

Los chatbots ya son tan fáciles de usar que se han convertido en la forma ideal para que las personas accedan a la información

2. Uso generalizado de chatbots

Hasta no hace mucho, la experiencia de hablar con una máquina de inteligencia artificial habría decepcionado enormemente a cualquiera. Sin embargo, en los últimos cinco años, dos tendencias han permitido adoptar los chatbots de forma generalizada.

La primera de ellas es que los chatbots han conseguido captar el lenguaje natural y descifrar el significado de lo las personas necesitan cuando se comunican a través de una pantalla. Los avances en tecnología y la disponibilidad generalizada de la Inteligencia Artificial y el aprendizaje automático han hecho que los robots sean más inteligentes y eficientes. La segunda tendencia que ha propiciado la adopción de chatbots es que nos hemos acostumbrado a las conversaciones digitales al hablar con asistentes de voz con regularidad, e incluso modificamos la forma de expresarnos para obtener el resultado que queremos.

apple_deloitte_empresas

En la oficina moderna, los chatbots ya están trabajando y los departamentos de Recursos Humanos pueden utilizarlos para encontrar información sobre beneficios o políticas, u ofrecer soporte de primer nivel a los clientes. Los chatbots ya son tan fáciles de usar que se han convertido en la forma ideal para que las personas accedan a la información.

3. Automatización de procesos

La automatización de procesos que realizan las personas se puede hacer mediante la creación de un formulario y un simple flujo de trabajo que agiliza el proceso.

Los negocios modernos lo incorporan para imprimir mayor rapidez a los procesos que anteriormente se realizaban sin el empleo de una tecnología que aporta gran eficacia.

4. Eliminación de jerarquías

Sin duda, una de los grandes cambios que las empresas deben acometer es la eliminación de las tradicionales jerarquías piramidales y sustituirlas por una estructura horizontal en los que los cargos no son un lastre.

Cargos como el de presidente, gerente o vicepresidente, por citar algunos ejemplos, pueden ser interesantes de cara al exterior pero, internamente, pueden restringir a las personas a resolver los problemas más importantes y que, pese a no disponer de cargo, están más capacitadas.

Esta nueva forma de pensar cómo desarrollar el trabajo y cuál es la mejor forma de hacerlo, permitirá que las organizaciones se adapten mejor a los nuevos requerimientos que precisan las empresas del futuro.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!