Web
Analytics
Actualidad

AMETIC alerta de la repercusión de la `tasa digital’ en pymes y consumidores

Honor Consumidor Digital

AMETIC considera negativa la aprobación de la ‘tasa digital’ y alerta de que serán las pymes y el consumidor final los que terminen pagando su coste.

Tras la aprobación del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales (IDSD), también denominado ‘Tasa Digital’, desde la patronal AMETIC lamentan que el gobierno español haya avanzado con ella sin que haya un consenso internacional ni europeo. Para la asociación, se trata de un impuesto que debería consensuarse de forma global a través de la OCDE, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, por lo que se muestra muy crítica con la acción que ha tomado el gobierno español.

La recaudación con esta nueva tasa podría estar alrededor de los 850 millones de euros

La aplicación de este impuesto convierte a España en el primer país de la Unión Europea que lo implanta, algo que, a ojos de AMETIC es contraproducente ya que una economía globalizada exige que este tipo de tasas se acuerden a nivel internacional. Las estimaciones del ejecutivo español apuntan que la recaudación podría estar alrededor de los 850 millones de euros.

Impacto en el pequeño negocio

Aunque el gobierno español permitirá que las empresas que tengan que pagar este impuesto puedan deducirlo de la base imponible del impuesto de sociedades como gasto de actividades, AMETIC prevé importantes repercusiones en las más pequeñas.

Si bien la aplicación de esta ‘tasa digital’ no se empezará a aplicar hasta el segundo semestre del año, la patronal alerta del impacto negativo que tendrá en la economía española. Y es que, según AMETIC, lejos de que gigantes tecnológicos como Amazon, Apple o Google contribuyan en el país en el que operan, serán las startups, las pymes y los consumidores las que acaben pagando el coste del impuesto.

Según AMETIC, la mayor parte del coste lo soportarán las pymes y consumidores por el incremento de costes

En este sentido, la asociación sostiene que la mayor parte del coste de este impuesto lo soportarán las pymes que hacen uso de las plataformas digitales. Pero también los consumidores verán cómo se incrementan los costes de los productos y cómo se reducen las opciones en el canal digital.

AMETIC también apunta que todo esto también tendrá un importante impacto negativo, tanto en la innovación como en la posición digital de España, que acabará en clara desventaja competitiva respecto al resto de países europeos y, aún más, a nivel mundial.

Las críticas de la patronal también aluden al hecho de que se trata de una tasa que rompe con el acuerdo internacional de gravar los beneficios y no los ingresos. Un gravamen del 3% aplicable en los ingresos por publicidad dirigida online, intermediación o venta de datos. Los problemas que puede acarrear quedarán reflejados una vez se ponga en marcha después del próximo verano.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!