Web
Analytics
Actualidad, Canal, Opinión, Protagonistas, Tecnología

Cómo prevenir la caída de un servidor

Prevenir caída servidor IONOS

Cada vez más sectores comerciales se ven sustentados por sistemas informáticos que conectan a las empresas a las redes públicas, haciéndolas al mismo tiempo más vulnerables a los ataques de hackers. Si el ciberataque tiene como resultado la caída del servidor de una compañía, esto puede conllevar una interrupción muy cara de su servicio, pudiendo ascender fácilmente, en el plazo de unos pocos minutos, a las cuatro cifras.

Estas graves pérdidas suponen una amenaza en particular para aquellas empresas cuyo servidor aloja un software de eCommerce o bases de datos centralizadas. No obstante, conviene saber que las caídas del servidor no vienen ocasionadas exclusivamente por factores externos, sino que también existen riesgos internos que amenazan el buen funcionamiento del servidor.

Además de la protección frente amenazas externas y de los estándares de actuación propios de una estrategia de recuperación de desastres, un plan sólido de seguridad también contiene medidas de acción en cuanto a organización y personal. La prevención suele basarse en la compensación, que consiste técnicamente en poner a disposición hardware redundante para garantizar su alta disponibilidad, o en franquear períodos de caída mediante sistemas de espera o stand by.

En lo que respecta a la protección de la información, los administradores aseguran los datos por medio de diversos softwares para realizar copias de seguridad y recuperar la información, así como con una arquitectura redundante de almacenamiento.

¿Por qué se cae un servidor?

Entre las causas de caída de un servidor, los expertos diferencian entre amenazas internas y externas. Entre las primeras se encuentran todos aquellos escenarios en los que la propia infraestructura informática, la alimentación eléctrica o un error humano son los desencadenantes, mientras que entre las segundas se incluyen los ataques planificados desde el exterior y acontecimientos imprevisibles, tales como accidentes o catástrofes naturales.

La caída de un servidor ocasiona pérdidas económicas, algo de lo que es claramente consciente la mayor parte de las empresas. Los costes que se generan por cada hora de no funcionamiento varían en función del tamaño de la empresa, teniendo en cuenta, además, que en ellos confluyen tanto los gastos de producción (cuánto tiempo se ve privado un empleado de realizar su tarea) como los gastos llamados de oportunidad (ventas y tomas de contacto en la página web, quizá irrecuperables).

Así, una caída del sistema puede significar para una empresa de tamaño medio un coste de 25.000 euros por hora sin servicio. Si se añaden los costes de la reparación de la avería y de la restauración de los datos, los efectos de un servidor caído resultan en una pérdida anual de 380.000 euros para la mediana empresa.

Medidas de prevención

Para evitar apagones del servidor por causas físicas tales como incendios, inundaciones, fluctuaciones en la alimentación o sabotajes del hardware, las salas de los servidores y los centros de datos han de observar ciertas medidas de seguridad. Todo comienza ya con la elección de su localización, para lo cual, por ejemplo, se deben desestimar los sótanos, ya que implican el riesgo de inundación por tormentas o catástrofes naturales. El acceso debería limitarse al personal autorizado y, si fuera necesario, protegerse con controles de seguridad.

Ante el riesgo de incendio, los sistemas de prevención y extinción compensan los posibles daños ocasionados por un accidente de este tipo. Aquí se incluye la instalación de puertas cortafuegos, sistemas de alarma, extintores de mano y sistemas de extinción automática. Otras medidas adicionales de seguridad incluyen el almacenamiento seguro de materiales inflamables, el aislamiento del cableado y la utilización de los materiales de aislamiento térmico y de insonorización adecuados.

Para evitar caídas del servidor y errores en los datos debido al sobrecalentamiento y a una humedad demasiado alta deberían instalarse sistemas de ventilación y enfriamiento de gran potencia. Las condiciones ambientales óptimas para sistemas de almacenamiento a largo plazo se alcanzan entre los 20º y los 22° centígrados y una humedad del aire del 40%.

Por último, hay que tener en cuenta que la condición fundamental para el buen funcionamiento de un sistema informático es la estabilidad del flujo eléctrico. Según los expertos, una interrupción de más de 10 milisegundos podría ser responsable de fallos en el servidor. Los generadores de emergencia pueden ayudar a solventar estos apagones, ya que, al no depender de la red eléctrica pública, permiten el funcionamiento temporal autónomo de la instalación informática, evitando una interrupción del servicio.

 

IONOS Alexander Vierschrodt caída servidor

Firmado: Alexander Vierschrodt, Head of Commercial Management Server

 

 

 

 

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Avatar
Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro del canal de distribución. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!