Web
Analytics
Actualidad, Canal, Tecnología

Los centros de datos, amenazados por la escasez de chips

escasez de chips

La próxima víctima de la escasez de chips que persiste a nivel mundial podrían ser los centros de datos. Las ventas de switches podrían verse afectada en breve e impactar en el segmento de los datacenter.

Un reciente informe publicado por Dell’Oro Group pone de manifiesto que las sólidas ventas de switches para centros de datos que ha habido a lo largo del año podrían experimentar una escasez inminente.

Los clientes empresariales que buscan comprar switches para centros de datos se enfrentan a plazos de entrega más largos y a falta de existencias durante el próximo año, ya que la demanda sigue superando sustancialmente la oferta, según dicho informe.

De hecho, ya el pasado mes de marzo Broadcom anunció que tenían reservado el 90% de su producción anual. Esta situación es el resultado, no solo de la escasez de materiales que ha afectado al mercado de semiconductores en su conjunto, sino de los comportamientos que surgieron como respuesta.

En palabras de Sameh Boujelbene, director del equipo de investigación del centro de datos y campus de Dell’Oro Group, ya sean empresas más pequeñas o grandes hiperescaladores que desarrollan capacidad, los responsables de la toma de decisiones de TI tienden a apresurarse a realizar pedidos anticipados cada vez que aparecen titulares sobre escasez de chips.

“La oferta está disminuyendo y la demanda está aumentando. Existe la creencia de que las cosas empeorarán en la segunda mitad del año, pero no hay consenso sobre cuándo empezará a mejorar.»

El incierto futuro de la escasez de chips

Tal y como apuntan desde la consultora, antes de la crisis, el tiempo medio de envío de los switches para centro de datos era de cuatro a ocho semanas, y ahora es de aproximadamente el doble. Esto significa que los clientes empresariales, en particular, podrían estar esperando hasta varios meses la recepción de nuevos equipos, e incluso los proveedores de servicios en la nube podrían tener que hacer frente a retrasos sustanciales.

En consecuencia, y como apunta Boujelbene, se trata de un problema que afecta a toda la industria y no existe una única razón que explique esta crisis. Los fabricantes de automóviles también están resultando muy afectados, teniendo en cuenta que son uno de los grandes consumidores de chips, mientras que por el lado de las redes, ZTE y Huawei ya llevan tiempo almacenando chips ante las sanciones que están recibiendo por parte de las autoridades estadounidenses.

La escasez de chips seguirá teniendo un efecto grave en la cadena de suministro en los próximos años

Aunque este acopio de existencias se vio sobre todo durante el pasado año, desde Dell’Oro sostienen que la escasez de chips seguirá teniendo un efecto grave en la cadena de suministro durante los próximos años.

En esta línea, la firma apunta que es probable que la escasez de WLAN sea particularmente aguda, mientras que la de switches podría verse algo menos afectada. No obstante, se trata de un pronóstico incierto.

Imagen inicial | Niek Doup

 

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!