Web
Analytics
Actualidad, Canal, Tecnología

El modelo MSP, clave para el crecimiento TI

MSP

Los MSP se han convertido en un aliado clave para las organizaciones que están apostando por la tecnología para seguir siendo competitivas en un momento de grandes incertidumbres. Sin embargo, para los que aún no han acudido a su ayuda, repasamos algunas de los principales beneficios que aportan para los negocios actuales.

En un momento de transición tecnológica clave, los datos se han convertido en una pieza fundamental para las organizaciones a la hora de adaptarse a las necesidades de los clientes, ajustar las operaciones y dar forma a su estrategia de negocio. Pero, al mismo tiempo, para seguir creciendo y siendo competitivas, las empresas necesitan tecnología y, ante la amplia variedad de propuestas que tienen a su alcance, necesitan de partners en los que apoyarse para elegir la mejor opción y gestionarla de forma eficiente.

Esto está llevando a que, en los últimos años, la figura del proveedor de servicios gestionados, MSP, haya adquirido una gran relevancia al permitir a las empresas centrarse en sus competencias básicas mientras se encuentran en un entorno empresarial en constante cambio.

Al actuar como un asesor de confianza y un miembro más del equipo de la compañía, un MSP puede ofrecer desde soporte externo a los clientes para la gestión de datos, la infraestructura, y los dispositivos, entre otras opciones. Y todo con la mirada puesta en obtener ingresos recurrentes y sostenibles, construir relaciones sólidas con los clientes, y aportar un valor diferencial respecto a los competidores.

Sin embargo, a pesar de los muchos beneficios que aportan los MSP a los negocios, aún hay empresas que no han sucumbido a sus ‘encantos’. Estas son 3 razones por las que deberían apostar por estos proveedores de servicios gestionados.

Apoyan a los clientes a través del flujo económico

Las economías de todo el mundo están en crisis debido a una serie de factores derivados de los problemas que aún colean por la crisis de la cadena de suministro, el conflicto geopolítico, y la congelación de las contrataciones en la industria tecnológica.

Ante esta coyuntura, el papel de un MSP no consiste solo en monitorizar los activos, sino también actuar como consultor para los clientes, ayudándolos a analizar su flujo de caja, y generar valor.

En la economía actual, en la que muchas empresas deben hacer frente a importantes desafíos relacionados con la falta de recursos y de profesionales, y teniendo en cuenta la fuerte inversión TI realizada, los MSP son de gran ayuda a la hora de preparar un plan específico y proactivo.

Además, en un escenario económico como el actual, el modelo MSP supone una solución sólida que actúa como una fuerza laboral flexible sin afectar el presupuesto operativo.

MSP como impulsores de relaciones de valor

Uno de los mayores beneficios con los que cuentan los MSP es que se aseguran una serie de ingresos sostenibles a medida que crece su lista de clientes. Este flujo de ingresos no solo ayuda a mantener unos resultados seguros, sino que también pueden incrementarlos construyendo relaciones sólidas con los clientes.

Los proveedores de servicios de TI que evolucionan hacia un modelo de MSP tienen la capacidad de ofrecer más valor con una relación personal, mientras que los MSP existentes pueden ampliar su alcance a nuevos clientes.

Este rol de consultor es un diferenciador clave. Al posicionarse como asesor estratégico, puede ganarse la confianza de los clientes, profundizar en su modelo de negocio y asegurar negocios futuros.

Ayudan a adaptarse al crecimiento de la industria

Según Gartner, en 2018, aproximadamente el 10% de los datos generados por las empresas se crearon o procesaron fuera de los centros de datos tradicionales. La consultora espera que esta cifra alcance el 75% en 2025. ¿Qué significa eso para cualquier negocio? ¿Disponen del suficiente ancho de banda para gestionarlo?

La subcontratación es la solución para la gran mayoría. Los MSP son el partner ideal para ayudar a los clientes a adaptarse y mantenerse competitivos. Este modelo proporciona visibilidad inmediata de alto nivel de todos los activos tecnológicos en todas las ubicaciones para ayudar a los clientes a evitar tiempos de inactividad, con los costes que conlleva, así como ahorrar capacidad intelectual para actividades que generen mayores ingresos.

Imagen inicial | Karolina Grabowska

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Avatar
Periodista especializada en tecnología e innovación con más de dos décadas de experiencia cubriendo la información del canal TI