Web
Analytics

Qué puede hacer la inteligencia artificial para que vendas más

inteligencia_artificial_vender

El concepto de moda tendrá mucho que decir en las compras del futuro. No solo en las tiendas físicas como tal sino en cualquier proceso de venta. Ciclos comerciales donde la inteligencia artificial se convertirá en una pauta más para llegar a ese consumidor o empresa cada vez más exigente, informado y tecnológicamente avanzado.

La inteligencia artificial se podría definir como un cómputo de técnicas que dotan a las máquinas de “fórmulas” para realizar acciones de forma autónoma y predictiva. Más científicamente, el que podríamos considerar su padre, John McCarthy, expuso su definición en 1956 como “la ciencia e ingenio de hacer máquinas inteligentes, especialmente programas de cómputo inteligentes”.

Estamos ante una ciencia por descubrir

Una ciencia con todavía muchas aristas que descubrir. Un desconocimiento que provoca cierto caos y confusión entre el canal de distribución que atiende al bombardeo de mensajes de los fabricantes sin, en muchos casos, saber por dónde atacar la oportunidad o cómo subirse al carro de la tendencia. Y es ahí donde intentaremos ayudar.

Para poder un poco de luz, hemos querido describir algunos de los campos donde la inteligencia artificial podrá ayudar a vender más. Áreas básicas para cualquier negocio pero mucho más para aquellos que comercializan tecnología. Los ejemplos, la tecnología y los usos están ahí pero ¿podemos aplicarlos a nuestro negocio?.

Búsqueda activa

Abrir la persiana de nuestra empresa, metafóricamente hablando, y esperar a que los clientes entren era la fórmula antigua de hacer negocios. En los tiempos de la información en tiempo real debemos hacer mucho más para conseguir que estos consumidores traspasen la “puerta” y compren. Y en ese punto también está la inteligencia artificial.

En la labor de crear herramientas que nos ayuden a identificar y buscar aquellos clientes potenciales están muchas empresas. Un terreno algunas empresas como Conversica empiezan a mostrar avances pero todavía de una forma muy tímida.

Asistentes virtuales

Siri, Cortana o Alexa han establecido las pautas de lo que está por venir entorno a los asistentes virtuales. Una tecnología de interacción con el cliente que mejora día a día para proveer un mejor servicio al cliente, atender una demanda de forma rápida o evitar la decepción del cliente al sentirse desatendido. Y todo gracias a la inteligencia artificial.

En estos términos, los chatbots, asistentes virtuales vía chat, cada vez son más utilizados entre las empresas. Precisamente con el fin de proporcionar una ayuda directa al consumidor, esta herramienta con múltiples opciones de configuración ayudan a convertirnos en un negocio más proactivo, avanzado y al servicio del cliente.

El punto de venta

No importa que seamos una tienda física u on-line, la inteligencia artificial puede ser útil para cualquiera de los dos. De una forma u otra la tecnología ya nos permite controlar o analizar el proceso de compra del cliente para aprender. En base a toda esa información que nos dan de forma indirecta, podemos crear pautas, recomendaciones o servicios que aporten más.

En este sentido tenemos muchos ejemplos pero quizás el más claro e innovador es el de Amazon. Su propuesta de tienda física sin cajas o sus herramientas de análisis de historiales en su plataforma web permiten que sus sistemas sean “los más inteligentes”. No se es la primera referencia en comercio electrónico y un gigante tecnológico por nada.

Adaptación personal

Aunque en el anterior punto se podía entrever, este apartado se merece su propia explicación. La capacidad de enseñar a las máquinas a utilizar patrones puede perseguir un fin cada vez más demandado, el de la personalización. Conseguir esa proximidad que ofrece el tratar a alguien sabiendo quién es, qué ha comprado y cuáles son sus necesidades es un valor incalculable.

Este ámbito lo ha sabido trabajar bastante bien el mismo Amazon. Recomendaciones a medida basadas en información de contexto que enriquecen las compras sin ser un estorbo demasiado grande. Netflix también es un gran ejemplo que lleva esta tecnología a su terreno.

Distribución precisa y rápida

Otro de los espacios donde la inteligencia artificial aporta es en el de la distribución. Agilizar los procesos dentro de los almacenes es una tarea beneficiosa para cualquier empresa. Una repercusión directa en la calidad del servicio y atención al cliente.

De nuevo volvemos a Amazon como referente. Sus centros logísticos llenos de robots han conseguido crear una simbiosis entre humanos e inteligencia artificial que irá a más. Y es que estos sistemas pueden mejorar muchos procesos que de otra forma serían más lentos y repetitivos.

Imagen | rawpixel.com

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!