Web
Analytics
Actualidad, Mercados, Tecnología

La eficiencia y los resultados incentivan la inversión en nuevas tecnologías

Los pronósticos apuntan que la inversión en nuevas tecnologías, como la Inteligencia Artificial (IA) y la automatización, alcanzará el billón de dólares el próximo año.

Después de años en los que la contracción en los presupuestos tecnológicos ha sido la tónica dominante, todo apunta a que los directivos de las organizaciones empiezan a priorizar la inversión en nuevas tecnologías. Seguir siendo competitivos, ganar en eficiencia y cumplir con los resultados económicos marcados gracias a la maximización de los recursos, el análisis de los datos y la automatización son los principales impulsores de esta inversión.

Según la firma de análisis de datos Talend, una de las grandes prioridades de las inversiones de cara al próximo 2020 estará destinada a incrementar las capacidades analíticas de los equipos de ventas y marketing. Asimismo, este año ya ha detectado que las compañías de todo el mundo están aumentando el presupuesto de TI dedicado a la automatización robótica de procesos (RPA de su denominación en inglés) y al análisis de datos.

IDC prevé que la inversión en nuevas tecnologías alcance el billón de dólares en 2020

Todo ello induce a pensar que, junto a la evolución de nuevas tecnologías, la inversión en éstas vaya en aumento. De acuerdo con las estimaciones de IDC para el gasto global para el período 2018-2022, el próximo año esta inversión podría superar el billón de dólares.

Razones para invertir en TI

Sin embargo, para animar esta inversión y garantizar que tenga el visto bueno de los directivos de las organizaciones, los responsables de tecnología se ven obligados a demostrar la eficiencia y proporcionar casos de éxito basados en datos que constaten los beneficios de invertir en estas tecnologías.

Junto a esto, otra de las palancas para influir en la inversión tecnológica es demostrar el impacto en los ingresos del negocio y el retorno de la inversión (ROI). No obstante, para otros líderes de negocios, los riesgos de la inacción, de quedarse atrás por no invertir en nuevas tecnologías, se ha convertido en un argumento clave para apostar por ellas en sus presupuestos.

Unos riesgos que algunos no quieren correr, por lo que hay quienes apuestan por una estrategia de invertir en un pequeño proyecto que genera ganancias y eficiencia y que permite abrir posibilidades de expansión de cara al futuro.

Sea cual sea la estrategia adoptada de cara a invertir en nuevas tecnologías, un aspecto crucial a considerar es tener un objetivo claro y cómo medir el éxito para seguir invirtiendo en el sentido correcto.

Imagen | Kendall Ruth

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!