Web
Analytics
Actualidad, Canal, Retail, Tecnología

Big data para afrontar los desafíos logísticos del comercio electrónico

El uso de datos relacionados con el transporte y procesados a través de análisis avanzados, podría cambiar la forma en la que funcionan las empresas dedicadas al comercio electrónico. El big data se erige como clave para ganar en eficiencia y reducir costes.

La toma de decisiones basada en datos promoverá la competencia en la cadena de suministro. Así lo apunta el 90% de los proveedores y transportista de logística encuestados para un estudio de FreightWaves según el cual, el 71% de los proveedores de logística apuntan que el big data mejora la calidad y el rendimiento.

El nuevo escenario surgido como consecuencia de la pandemia de la COVID-19 está impulsando el comercio electrónico y su auge ha puesto en evidencia en muchos casos la necesidad de reforzar las cadenas de suministro, especialmente en lo que a la capacidad logística se refiere.

El auge del comercio electrónico y de recibir pedidos más rápidos, hace necesario invertir en logística

Según apuntan desde Forbes, solo durante el pasado mes de mayo, el gasto total de las ventas online en Estados Unidos creció un 77% hasta los 82.500 millones de dólares, en comparación con el mismo mes de hace un año. Un crecimiento que no solo se debió a la compra de artículos para enviarse a los hogares de los consumidos, sino también a las tiendas físicas en las que muchos prefieren recoger los pedidos online.

No obstante, el estudio de FreightWaves también destaca la importancia de la creciente demanda por parte de los consumidores de recibir sus pedidos en períodos de tiempo cada vez más cortos. Todo ello pone de manifiesto la necesidad de que las organizaciones inviertan en sus almacenes y centros de distribución para optimizar el desarrollo e implementación de procesos logísticos y de cadena de suministro avanzados.

Eficiencia y control

Otro de los puntos que destaca el citado estudio es que, como resultado de la creciente competencia entre los e-commerce, unido al aumento de pedidos y a la demanda de entregas más rápidas, la carga para las redes logísticas será insostenible en muchos casos. Muchas empresas incapaces de controlar el gasto de las flotas acabarán en la bancarrota.

Big data puede ayudar a reducir gastos y mejorar el rendimiento de las flotas

Sin embargo, los expertos destacan la importancia que puede tener una buena gestión de los datos que pueden proporcionar la información necesaria para responder a las necesidades logísticas.

Los datos se pueden utilizar para determinar la carga que recoge un transportista y cuándo la entrega y, gracias a esta trazabilidad, se pueden planificar mejor los tiempos, unido a un conocimiento de lo que se vende para un mejor control de la capacidad de la que se dispone y, en caso necesario, hacer uso de otro transporte.

Asimismo, el big data también puede ayudar a reducir los gastos y mejorar el mantenimiento de la flota, mitigar los recargos por combustible y construir una red más amplia basada en operadores competitivos.

Imagen inicial | Nigel Tadyanehondo

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!