Web
Analytics

El despegue de 5G y la conectividad que viene

La creciente implementación de 5G y la paulatina disponibilidad de dispositivos compatibles, está acelerando su adopción en todo el mundo, aunque de forma muy desigual. Sin embargo, ya se empiezan a vislumbrar enormes oportunidades gracias a 5G y a las nuevas opciones de conectividad que vienen.

Un reciente informe, The Ericsson Mobility Report, apuntaba que, a finales de este 2020 habrá más de 180 millones de suscripciones a 5G, una cifra que se prevé que supere los 2.700 millones de suscripciones en 2025 a nivel mundial.

Estas cifras ponen de manifiesto que estamos a las puertas del gran auge que experimentará 5G en los próximos años. Los pronósticos apuntan que su adopción será mucho más rápida de lo que han sido otras tecnologías gracias a su coste relativamente asequible, a su facilidad de despliegue, ya que se hará sobre la red básica de 4G, y a las muchas aplicaciones que tendrá y que contribuirán a hacer la vida más fácil.

Y es que 5G es una tecnología diseñada, en gran medida, para agilizar Internet de las Cosas (IoT) gracias al aumento de la velocidad de conexión que permite, a su baja latencia y capacidad para proveer a un gran número de dispositivos, todos conectados.

El despliegue de 5G en España se inició hace un mes de la mano de cuatro firmas de telecomunicaciones

Todo ello agilizará su adopción pese a que, a nivel mundial, Estados Unidos, Corea del Sur y China se sitúan a la cabeza en implementación, aunque sin cobertura total y con diferencias entre ciudades, lo que constata que aún queda mucho por avanzar. En España, 5G llegaba el pasado mes de septiembre de la mano de Telefónica, Orange, Vodafone y MásMóvil, que lanzaron sus primeros servicios comerciales 5G aunque solo en las ciudades más importantes y con una cobertura aún muy reducida.

Un impulso para IoT

En estos albores, la quinta generación de telefonía móvil vislumbra una auténtica revolución, especialmente en la forma en la que las empresas hacen uso de IoT.

Aún así, una reciente encuesta de TechRepublic Premium apuntaba ciertas dudas sobre la preparación de las empresas para adoptar 5G. Así, el 56% de los encuestados señalaba que la disponibilidad de 5G no estaba acelerando los proyectos de IoT en su organización ya que, para el 35%, 4G ya les funciona bien.

Además, casi un tercio de los encuestados no tiene planificadas iniciativas de IoT y el 28% carece de los recursos para implementarlo más rápido. Sin embargo, el 44% de los encuestados sí planea acelerar los proyectos de IoT gracias a 5G.

Pese a estos datos poco halagüeños, son muchas las expectativas que se esperan de 5G, con la previsión de que genere billones de beneficios en la próxima década. Según los pronósticos que maneja Nokia, el PIB mundial podría añadir 8 billones de dólares gracias a las industrias habilitadas para 5G. No obstante, su implementación también deberá sortear algunos obstáculos.

La firma finlandesa señala en un estudio que el 5G respaldará no solo la era de IoT, sino también la Inteligencia Artificial, ciudades inteligentes y automóviles autónomos, y tendrá un impacto positivo directo en el rendimiento empresarial.

Se trata de un panorama más alentador del que apuntan otros analistas que ven que, ante el impacto que la pandemia de la COVID-19 está teniendo en miles de negocio en todo el mundo, las organizaciones se centrarán más en la supervivencia a corto plazo y se paralizarán todas aquellas inversiones en tecnologías que no estén directamente vinculadas a su recuperación.

Tecnología para la resiliencia

Sin embargo, para Nokia, esta nueva coyuntura está llevando a muchas empresas a redoblar sus esfuerzos de transformación digital para adaptarse a la nueva situación y seguir siendo competitivas.

En los próximos cinco años, el 71% de las empresas invertirá en 5G

Esto llevará a que, en los próximos cinco años, el 71% de las empresas invertirán en 5G, sobre todo en industrias que históricamente han carecido de las herramientas digitales y que ahora son fundamentales para la continuidad del negocio. Sectores como la fabricación, los servicios públicos y la salud, que habían quedado rezagados en la digitalización, invertirán mucho en nuevas tecnologías para desarrollar su resiliencia.

Este mismo informe también señala otro aspecto clave y es que las empresas que implementan y expanden las tecnologías habilitadas para 5G son las únicas que han experimentado un aumento de su productividad durante la pandemia, y las únicas que pudieron mantener o incrementar la participación del cliente.

Todo esto pone de manifiesto que, para muchos, los grandes desafíos que debe afrontar la sociedad, desde el cambio climático hasta la pandemia, pueden abordarse mejor mediante el uso a gran escala de los datos y las tecnologías que desencadenará 5G.

Conscientes de ello, nueve de cada diez responsables de la toma de decisiones en sus negocios afirma tener algún tipo de estrategia para el 5G. No obstante, solo un 15% de los responsables encuestados apunta que ya está invirtiendo en implementaciones de 5G.

El acceso limitado a la infraestructura adecuada, el coste y la complejidad de despliegue, la educación sobre la tecnología y las preocupaciones con respecto a la seguridad de la red son, algunas de las barreras que salvar para avanzar en la implementación a gran escala de 5G.

Pero también hay tres áreas con margen de mejora: una mejor regulación gubernamental para reducir el coste de la inversión en redes 5G, cerrar la brecha de información para las empresas que aún desconocen los beneficios que la tecnología podría traer, y alentar la toma de riesgos dentro de las empresas serán clave.

La llegada de Wi-Fi 6

Los beneficios de 5G a IoT, llevará a un crecimiento a nivel del ecosistema de dispositivos conectados a la red que requerirá de mayor capacidad. En consecuencia, poco a poco, los routers con Wi-Fi 5 se vayan quedando sin capacidad para proveer comunicación de manera efectiva. Esto llevará a que, especialmente a partir del próximo año, asistamos al auge de la tecnología Wi-Fi 802.11ax, o Wi-Fi 6, aunque sobre todo en instalaciones empresariales.

El nuevo estándar será recibido con los brazos abiertos, sobre todo, por aquellos que consumen más datos, como los que realizan streaming regularmente, empresas que necesitan optimizar su Big Data, e incluso los gamers que quieren aprovechar todo el potencial de las últimas entregas de los videojuegos, por citar algunos ejemplos.

Los primeros routers con Wi-Fi 6 permiten velocidades hasta cuatro veces más rápidas

En España, los operadores de telecomunicaciones y algunos fabricantes ya han anunciado que están trabajando en el despliegue de los primeros routers con tecnología Wi-Fi 6. En estas implementaciones iniciales, los clientes pueden disfrutar de velocidades hasta cuatro veces más rápidas respecto a los modelos estándar, además de poder conectar más dispositivos sin interferencias y con una menor latencia.

Una vez se tengan resultados del funcionamiento de estos nuevos routers en los clientes seleccionados, se procederá a su lanzamiento comercial, con lo que los usuarios podrán beneficiarse de las posibilidades de estos dispositivos adaptados al nuevo estándar. Sin duda, la velocidad en las conexiones de la próxima década dará un gran salto cuantitativo y cualitativo.

Calentando motores para 6G

Si 5G ya es cosa del presente, muchos ya ponen sus miras en la sexta generación del estándar de conectividad. Con hasta 8.000 veces más rapidez que su predecesor, 6G ya está en camino y tendrá capacidad para transferir datos a una velocidad de 1 Terabyte por segundo.

En los últimos meses hemos asistido a la proliferación en el mercado de dispositivos compatibles con 5G, a pesar de que su cobertura no está ampliamente extendida, la ampliación de las ventajas que conllevará 6G está acelerando su trabajo en este nuevo estándar.

Hasta que llegue, las organizaciones viven un momento en el que el auge del trabajo en remoto impulsa la adopción de tecnologías para la mejora de la conectividad y las telecomunicaciones.

Según un informe de IDC Research con Evolutio y Cisco, el 64% de las compañías españolas encuestadas ya están haciendo uso de redes SD-WAN, mientras que el 36% hace ya uso extensivo de las mismas. En el informe “Potencial del SD-WAN en las comunicaciones en la era cognitiva”, la razón principal que está impulsando a las organizaciones españolas a adoptar soluciones SD-WAN radica en la mejora de la seguridad de sus redes, según un 34% de las empresas encuestadas. La segunda razón que aluden es la rapidez de aprovisionamiento (33%), seguido de la optimización de su resiliencia (31%).

Los proveedores de servicios gestionados necesitarán desarrollar  soluciones para adoptar SD-WAN gradualmente

Pero hay que tener muy en cuenta que, en un panorama tan competitivo como el actual en servicios gestionados, SD-WAN cuenta con una oferta variada de proveedores de tecnología, que incluye a los proveedores de servicios gestionados y los CSP. Estos proveedores de servicios también están desarrollando rápidamente sus propias propuestas, a menudo en estrecha colaboración con proveedores de tecnología específicos, para reforzar su posición en el mercado de WAN. Hasta ahora, muchas de las primeras soluciones tecnológicas se han centrado en proporcionar a los usuarios una solución de red completamente nueva para reemplazar la WAN tradicional.

Sin embargo, en muchos casos, SD-WAN se va a convertir en un complemento a las soluciones de red tradicionales, como las VPN IP basadas en MPLS, para proporcionar una superposición sobre las arquitecturas de red híbrida.

IDC Research España considera que los proveedores de servicios gestionados necesitarán desarrollar progresivamente soluciones que permitan a las organizaciones adoptar capacidades SD-WAN de forma gradual.

Mientras tanto, ¿cuándo llegará 6G? Lo cierto es que es toda una incógnita ya que el desarrollo de 6G no ha hecho más que empezar y todavía tardará mucho tiempo en salir al mercado. 4G se empezó a probar en el año 2007 y no llegó a España hasta 2013, por lo que se espera que con 5G pase algo similar y algunos apuntan llegará al 65% de la población mundial en 2025.
Aunque cada vez se recorten más los tiempos de despliegue, parece que para 6G aún habrá que esperar.

Imagen inicial | Brian Asare

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!