Web
Analytics

Resiliencia: cómo adaptarse para una nueva realidad

La resiliencia es «la capacidad de adaptarse frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos». En momentos como el actual, las organizaciones ven más necesario que nunca abordar programas de resiliencia que contribuyan a adaptarse a la nueva situación y afrontarla de la mejor forma posible. Para ello, estos programas tienen que tener en cuenta una serie de consideraciones indispensables para avanzar con éxito.

A la crisis sanitaria que ha conllevado la pandemia de la COVID-19 le sigue otra no menos preocupante: la crisis económica. Millones de empresas en todo el mundo ya están notando el impacto que esta situación conllevará y cuyas consecuencias pueden perdurar en el tiempo en muchos sectores.

Los pronósticos que los analistas están dibujando no auguran un panorama muy halagüeño. Esto está llevando a muchas organizaciones a luchar por encontrar la mejor forma de responder a los cambios que se avecinan y a la nueva realidad que ya están teniendo que afrontar, sin dejar de la preocupación por la salud.

Como resultado, algunas organizaciones están retomando sus planes de contingencia para hacer frente a recesiones o amenazas a gran escala. Sin embargo, la magnitud del momento actual requiere ir más allá y es aquí donde emerge la necesidad de abordar programas específicos de resiliencia.

Diseñar un programa de resiliencia efectivo es clave para conseguir los resultados deseados y adaptarse a los cambios y al nuevo escenario. Para alcanzar estos objetivos, estos programas deben contemplar una serie de aspectos clave, lo que pueden denominarse las 7 R’s de la resiliencia:

Revisión de costes

Ante la complicada situación económica que se ha experimentado, con el confinamiento de gran parte de la población mundial, y el cierre de fábricas, medidas que empiezan a relajarse a medida que se avanza en el tiempo, la revisión de costes se ha convertido en una de las principales medidas que toda organización ha tomado.

Esta revisión debe ir más allá de cancelar servicios recurrentes o que en estos momentos pueden resultar más prescindibles para la buena marcha de la organización. A pesar de que la suspensión, temporal o definitiva, de empleados está siendo una práctica muy extendida, a medida que se vuelve al normal funcionamiento de la organización, deben retomarse estos puestos que en muchos casos van a ser fundamentales para ejecutar el programa de resiliencia.

Reasignación de tareas

En momentos convulsos y de crisis, la adaptabilidad de las organizaciones a las nuevas situaciones implica que se centren en lo que pueden aportar a corto plazo. Esto puede observarse desde muchos prismas pero, sin duda, uno de los más ejemplares es el filantrópico. Por ejemplo, hemos visto durante momentos álgidos de la pandemia, hoteles que ofrecían alojamiento para el personal sanitario desplazado desde sus lugares de residencia para atender la demanda en centros hospitalarios, o establecimientos que ponían a disposición de instituciones, como Cruz Roja, su estacionamiento para campañas de donación de sangre.

El uso de impresoras 3D para fabricar pantallas de protección es un ejemplo de flexibilidad y adaptación

Aquí el negocio se convierte en un socio para ayudar a la comunidad. Por otra parte, también estamos viendo cómo muchos negocios han reconvertido sus líneas de fabricación temporalmente para atender la demanda de bienes de primera necesidad, como es el caso de fábricas de automóviles, utilizando algunas líneas para la fabricación de respiradores para hospitales, o marcas de bebidas alcohólicas fabricando alcohol para uso sanitario.

El uso de impresoras 3D durante la pandemia para fabricar pantallas de protección es también uno de los muchos ejemplos que muestran cómo una tarea puede flexibilizarse hasta tal punto que aborde una nueva necesidad adaptándose con agilidad para dar una respuesta rápida.

Reformular la oferta

Para muchos negocios que no contemplaban hasta antes de la COVID-19 hacer cambios en su oferta, la nueva situación se ha convertido en una excusa formidable para replantear muchos aspectos. Por ejemplo, ante el auge que están experimentando las compras online, el retail tiene ante sí una oportunidad para cambiar su forma de llegar al cliente y apostar más por los pedidos online y recogida en tienda, dedicando aquí un espacio que permita hacerlo con agilidad, como Mediamarkt con sus Stop & Go, señalizados en el aparcamiento de la tienda.

software_negocio_españa

 

Reconsiderar viejas opciones

A medida que las empresas reconsideran sus ofertas incorporando novedades, pueden encontrarse con ciertas “vacas sagradas” que podrían parecer ser parte de su identidad.

Ahora es el momento de apostar fuerte por la continuidad del negocio concentrándose en aquello que puede aportar buenos resultados y llevar al éxito.

Reprogramar iniciativas

Seguramente, muchos negocios habían proyectado llevar a cabo nuevas iniciativas antes de que la pandemia de COVID-19 trastocara nuestras vidas. Sin embargo, y a pesar del parón que han sufrido los negocio, estos proyectos pueden ahora ir adelante pero teniendo en cuenta que se disponen de los recursos necesarios para hacerlo.

En lugar de cerrar en agosto para hacer cambios, se puede aprovechar este momento para incorporarlos con la reapertura del negocio y la necesidad de afrontar una nueva situación para todo el mundo.

Reconectar

Si bien la comunicación siempre ha sido importante en las organizaciones, ahora lo es más que nunca. El confinamiento de gran parte de la población en todo el mundo ha distanciado a las personas físicamente pero la tecnología ha permitido que hayamos sido más sociables que nunca.

trabajo_en_equipo_soluciones_colaboración

En esto, las plataformas para videollamadas han desempeñado un papel clave. En el ámbito corporativo, se ha sentado un importante precedente ya que los negocios B2B han sabido explotar esto muy bien, aprovechando para tener relaciones más estrechas con sus clientes. Pero las B2C deberían también disfrutar de las ventajas que estas plataformas permiten.

El 71% de los clientes perdería la confianza en una empresa que antepone las ganancias a las personas

Los negocios deben comunicarse con sus clientes de forma asidua pero, en este nuevo contexto, y con estas nuevas herramientas, el tono y el contenido deben cuidarse más que nunca para que la comunicación sea eficaz.

Un estudio reciente de Edelman, que encuestó a más de 12.000 personas en 12 países sobre la confianza de la marca a raíz de COVID-19, descubrió que el 71% de los encuestados perderían la confianza en una empresa para siempre si se considera que esa empresa antepone las ganancias a las personas en este momento .

Cada empresa debe tomarse en serio ese porcentaje y asegurarse de que sus comunicaciones se centren exclusivamente en cómo están ayudando a sus comunidades, sus clientes y sus empleados a hacer frente a la situación. Lograr un tono de generosidad y apoyo es crucial.

Relanzamiento

En estos momentos, es difícil prever cuándo la situación socioeconómica volverá a la normalidad y las organizaciones podrán seguir operando como hacían antes de la pandemia, si es que es posible. Por eso, es importante que los empleados se capaciten en las nuevas habilidades que van a tener que adquirir en este nuevo escenario. Ahora es un buen momento para prepararse y avanzar en la formación necesaria.

Sin embargo, cada empresa se enfrenta a su propia realidad, por lo que es importante revisar concienzudamente su plan de resiliencia para asegurarse de que pueden ir adelante con ello y actuar en consecuencia. Incluso cuando el mercado es estable es aconsejable que los negocios revisen todas y cada una de sus suposiciones ya que todo puede cambiar de repente de un momento a otro.

Por lo tanto, el primer paso a la hora de abordar un plan de resiliencia es que la empresa esté orientada y sepa dónde se encuentra en ese momento. Escuchar y obtener feedback para evaluar qué es necesario hacer es clave para saber cómo acometerlo. Estar informado y comunicar será fundamental para que la organización pueda adaptarse al nuevo escenario y avanzar hacia el futuro con paso firme y correcto.

Imagen inicial | Ante Hamersmit

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!