Web
Analytics
Actualidad, Mercados, Tecnología

Brecha en la adopción de herramientas digitales y su implementación

Durante el último año, los CIO han liderado la transformación digital de miles de organizaciones gracias a la adopción de herramientas digitales. Sin embargo, su implementación resulta imperfecta.

El impacto de la pandemia por la COVID-19 ha llevado a miles de empresas en todo el mundo a poner sus miras en la necesidad de apostar por las nuevas tecnologías para asegurar la continuidad de sus negocios.

En consecuencia, esto ha llevado a un incremento en la presión sobre el liderazgo de TI y a mirar con lupa la labor que desarrollan los CIO. Tal y como desvela una encuesta de Constellation Research realizada a 100 CIO, el 67% cree que serán más influyentes en el proceso de innovación corporativa o de las TI, y un 63% opina que serán más influyentes con los empleados.

Esto pone de relevancia la creciente influencia que están adquiriendo los CIO ante la necesidad de innovar en las organizaciones apostando por la transformación digital. La carga de la adopción e implementación digital recae en los líderes de TI y sus equipos, lo que llevará a incrementar su influencia.

Monitorización de la digitalización

Sin duda, los CIO han desempeñado un papel clave en el último año y han apostado por la implementación de herramientas digitales que les ayuden a sortear las interrupciones de negocio. No obstante, existe una brecha entre lo que las empresas puedan lograr y el potencial de las herramientas.

Algunos expertos señalan que no hay muchos CIO que aprovechen los beneficios de estas herramientas digitales por lo que el gran desafío está en sacarles el máximo valor utilizándolas de forma eficaz.

Las organizaciones apostarán por la monitorización de su adopción digital como motor de éxito

La citada encuesta apunta que el 42% de los CIO busca soluciones de TI completamente nuevas para abordar mejor los problemas actuales, mientras que solo alrededor de una tercera parte de ellos está capacitando y formando a los empleados para hacer un mejor uso de las TI existentes.

La falta de adopción digital da como resultado que los usuarios se sientan frustrados con el uso de tecnología de la que ya disponen y que las empresas no puedan obtener el valor total que podrían tener con una adopción eficiente. Incorporar métricas para evaluar si la adopción digital es una medida clave del éxito permitirá comprender mejor si las inversiones están generando valor y cómo están progresando.

Esto lleva a que, de cara a los próximos doce meses, cada vez más organizaciones apuesten por la monitorización de su adopción digital como un motor de éxito y más organizaciones asignarán equipos dedicados para su supervisión.

Imagen inicial | Ryoji Iwata

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!