Web
Analytics

¿Es rentable la especialización en un único sistema operativo?

sistema_operativo_partners

Lejos quedan los años en los que tenía sentido especializarse en un solo sistema operativo, especialmente Windows o Linux. Sin embargo, las innovaciones en cloud computing y los contenedores, están haciendo la vida más fácil, especialmente a los proveedores de servicios gestionados (MSP).

Desde el punto de vista arquitectónico y comercial, la especialización en Windows era, hasta hace pocos años, una condición prácticamente sine qua non para un MSP que quisiera llegar a la mayoría del mercado donde se situaba y sitúa todavía este software. Muchos otros optaron por Linux, una especialización que, sin embargo, no facilitaba su trabajo con otros sistemas como MacOS.

Sin embargo, este panorama es muy diferente al que tienen hoy en día los MSP ya que la proliferación de nuevas tendencias propiciado que la gestión de los sistemas operativos sea más ágil.

La convergencia de Windows y Linux ha sido una de las principales innovaciones. El hecho de que Microsoft haya abierto parte de su código, permitiendo la compatibilidad de algunos de sus productos estrella, como SQL Server, con Linux, ejemplifica uno de estos avances. Pero Microsoft ha ido más allá permitiendo que su Subsistema de Windows para Linux permita instalar y ejecutar todas las herramientas online y comandos de Linux en un entorno Windows.

Cloud y contenedores, agilizando los despliegues

Paralelamente a los pasos que Microsoft y Linux han dado para facilitar el trabajo a los MSP, ha surgido una tendencia que, sin duda, en los próximos años, seguirá dando mucho de qué hablar.

Cloud computing ha sido uno de los grandes protagonistas tecnológicos de la última década y el germen de grandes innovaciones que permiten que un servidor virtual pueda ejecutar prácticamente cualquier sistema operativo en cuestión de segundos.

Esto ha permitido grandes avances en los procesos de instalación y configuración de sistemas operativos, una tarea que antes conllevaba mucho más tiempo, en función de la plataforma, que lo que supone con en día gracias a la evolución del cloud computing.

Una agilidad que también permiten los contenedores, facilitando la implementación de software sin necesidad de tener en cuenta el sistema operativo subyacente.

Aunque, por el momento, los contenedores solo se ejecutan en Linux y ciertas versiones de Windows, éstos incluyen prácticamente todas las variables de configuración, eliminando la necesidad de tener que aprender muchas especificaciones de los sistemas operativos. No obstante, también requiere aprender una serie de nuevas herramientas.

Proliferación de entornos multiplataforma

Todas estas innovaciones han agilizado en gran medida los despliegues e implementaciones de los MSP, lo que ha derivado en una proliferación de entornos multiplataforma. Si hace años lo normal era que una aplicación se ejecutara solo en un sistema operativo, los desarrolladores han visto en estas evoluciones la posibilidad de ofrecer a las empresas una ventaja competitiva ejecutando aplicaciones en más de una plataforma.

De esta forma, la programación multiplataforma facilita mover cualquier operación de un sistema operativo a otro.

Todas estas posibilidades hacen que los MSP hayan visto facilitado su trabajo, agilizando despliegues, optimizando tiempos y aportando capacidad para ofrecer ventajas competitivas a sus clientes. Pensar en especializarse en un único sistema operativo parece no ser una opción de futuro si quieres estar a la cabeza en las posibilidades tecnológicas que los entornos multiplataforma pueden ofrecer.

Imagen |  Domenico Loia

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!