Web
Analytics
Actualidad

Facebook y la nueva era de la privacidad

 

 

ciberseguridad_previsiones

Los escándalos derivados del uso que hace de los datos de sus usuarios empiezan a pasar factura a Facebook. Sus acciones en Bolsa han perdido hasta una cuarta parte de su valor después de que la compañía reconociera que sus ganancias se desplomarán durante años debido a los costes que conllevará mejorar las garantías de privacidad y por la ralentización de los ingresos de publicidad en sus principales mercados.

A los problemas derivados de su política de gestión de datos, a Facebook se le suma un nuevo quebradero de cabeza. Los resultados del segundo trimestre fiscal de Facebook han sido la primera señal de que el escándalo con Cambridge Analytica por la filtración de datos de sus usuarios, y la nueva normativa de protección de datos en Europa, RGPD, han afectado al negocio de la compañía.

Todo ha sido cuestión de horas. Después de que desde la red social reconocieran que su crecimiento comienza a desacelerarse, el desplome en Bolsa ha sido instantáneo.

El desplome de Facebook ha sido de un 18,8%, la mayor caída de la historia de una empresa en Bolsa en un día.

Y es que los resultados presentados han sido peor de lo esperado. Durante su segundo trimestre fiscal, Facebook ha ganado 5.110 millones de dólares, un 31% más que en el mismo período del año anterior; y sus usuarios han generado un negocio de 13.230 millones, un 42% más que el año pasado. Pero, de acuerdo con David Wehner, director financiero de la compañía, el margen de beneficio operativo ha caído un 44%, “y se hundirá a mediados de los 30 durante más de dos años”.

Esto ha puesto sobre alerta a los inversores que contaban con mejores expectativas, lo que se ha percibido como una consecuencia del escándalo por la filtración de datos de Cambridge Analytica. El desplome de Facebook en Bolsa en su particular “jueves negro” ha sido de un 18,8%, lo que significa la volatilización de 119.000 millones de dólares, la mayor caída de la historia de una empresa en Bolsa en un día.

Foto: Pixabay

Equilibrar seguridad y crecimiento

Sin duda, las perspectivas para Facebook no parecen nada halagüeñas. Después del periplo de Mark Zuckerberg, fundador, presidente y CEO de la compañía, por el Senado estadounidense y el Parlamento Europeo, su compromiso de poner en marcha iniciativas para evitar nuevos escándalos tendrá que conjugarse con los planes de crecimiento de la compañía.

Las miradas se dirigen ahora a Instagram y WhatsApp y en cómo potenciar sus ingresos.

Un crecimiento que se verá afectado por las nuevas inversiones en seguridad que deberá acometer Facebook aunque no será el único factor. La evolución de la publicidad también se está moderando aunque no ha sido hasta ahora cuando los inversores han sido conscientes del impacto que está teniendo en los resultados.

Todo esto ha llevado a que las miradas se pongan en Instagram y WhatsApp, ambas con más de mil millones de usuarios cada una, y en cómo potenciar sus ingresos.

¿Compensarán estas aplicaciones la caída de Facebook? ¿Se cumplirán los pronósticos o conseguirá recuperarse mejor de lo previsto? Conocer las respuestas a estos interrogantes aún llevará mucho tiempo.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!