Web
Analytics

Trabajo híbrido: 8 áreas tecnológicas a tener en cuenta

Llevamos ya casi dos años de pandemia y el teletrabajo se ha instaurado como una forma más de trabajar. Sin embargo, esta modalidad ya se combina, en muchas ocasiones, con el regreso a las oficinas de forma parcial. El denominado como trabajo híbrido ofrece nuevas posibilidades a los empleados, pero también nuevos retos a las empresas y sus partners. Desafíos que todavía están sobre la mesa.

Ya nadie duda que la manera de trabajar ha cambiado para siempre. Pese a que seguramente los vaticinios de un teletrabajo masivo no se cumplan, si es cierto que los trabajadores han descubierto que es posible un modo híbrido que les permita conciliar más y mejor. Equilibrar los beneficios de trabajar desde casa con los de acudir a la oficina resulta una apuesta ganadora por la que los expertos apuestan.

No obstante, esta nueva forma de ver el puesto de trabajo híbrido, también trae consigo que ciertas áreas tecnológicas se vuelven aún más críticas. Nichos donde las empresas deben tener clara su estrategia y tecnología a utilizar para que todo funcione. Repasamos cuáles son las más importantes:

Comunicaciones

Si ya eran imprescindibles las comunicaciones en cualquier momento, mucho más en entornos de trabajo híbrido. Mantener en contacto con compañeros, que los clientes nos puedan localizar o encontrar la solución adecuada para hablar con los proveedores se convierte en un imprescindible. Pero no siempre es fácil tenerla.

En ese sentido, es clave contar con un sistema de comunicaciones que nos facilite la integración de todas las comunicaciones empresariales. Una solución que no solo sirva para llamar sino también para desviar llamadas de forma efectiva, conectar con otras aplicaciones para consultar datos o dar preferencias. La explosión de las comunicaciones cloud y la marabunta de proveedores que han ido surgiendo son una ayuda para facilitar este punto. Sin embargo, es primordial no tomar la decisión a la ligera y buscar aquel que más se adecue a las preferencias de la empresa.

comunicaciones_trabajo_hibrido

Colaboración

Este punto se podría integrar dentro del de comunicaciones, sin embargo, es tan vital que merece un apartado especial. Y es que la colaboración entre equipos o departamentos se puede volver más complicada en un entorno híbrido si no se cuentan con las herramientas adecuadas.

Así, habilitar soluciones con la que compartir archivos para trabajar, encontrar espacios en los que discutir proyectos o habilitar trabajos en equipo es imprescindible para mantener la colaboración a flote.

Equipos

Como eje central del trabajo en las empresas, los equipos siempre han sido un punto clave, pero ahora mucho más. Para el trabajo híbrido se buscan portátiles y/o equipos adaptados a las necesidades de cada entorno: rugerizados para la industria, livianos para empleados que viajan o con altas capacidades para aquellos que trabajan en diseño… Opciones que, por un lado, no siempre es fácil encontrar con la falta de suministro, y, por otro, son claves para garantizar el buen rendimiento de los trabajadores.

No en vano los equipos móviles han sido una de las áreas de más demanda durante el pasado año. El 23% del negocio del canal TI en España vino por esta vía donde no solo hace falta renovación sino también un buen asesoramiento por parte de los partners.

Impresión

Aunque la pandemia y las limitaciones de suministro han reducido los niveles de impresión, esto no significa que todavía no haya muchos documentos que necesiten pasar al papel. En ese sentido, los equipos se han ido amoldando al trabajo híbrido ofreciendo nuevas posibilidades adaptadas a diferentes entornos.

Entender las preferencias de los trabajadores y equilibrar la inversión en este ámbito son puntos clave. Aunque prescindir totalmente de equipos de impresión puede que no sea la mejor solución, si será estratégico valor dónde nos hacen falta, para qué y con qué frecuencia lo vamos a usar. Un trabajo donde un partner especializado será vital para encontrar la mejor solución.

gestion_documental_vuelta_a_la_oficina

Gestión documental

Ligado al anterior apartado, la digitalización de documentos ha hecho que la gestión de los mismos sea aún más importante en el trabajo híbrido. Y es que ya no vale solo con tenerlos en nuestro ordenador sino que es necesario que los trabajadores los puedan almacenar en la nube, tengan permisos para accceder a los de sus compañeros o puedan revisar diferentes versiones. Entornos donde la correcta administración puede ahorrar mucho tiempo y dedicación.

En este sentido, los servicios gestionados de impresión han venido a ayudar en este tarea. Los fabricantes tradicionales de impresión ya se denominan como proveedores de gestión documental lo que pone de relieve la importancia que ha adquirido esta área con todo un ecosistema de herramientas a su alrededor.

Ciberseguridad

Un punto donde hay muchas vertientes que abordar. Si en una oficina ya teníamos vectores por donde los cibercriminales podían atacar, en un entorno de trabajo híbrido estos se multiplican exponencialmente. Ya no solo tenemos que revisar la red, los equipos o la infraestructura, sino también los sistemas que utilizan los trabajadores para trabajar en remoto o sus portátiles o smartphones desde los que se conectan o transfieren datos. La protección se debe diversificar y se vuelve mucho más complejo.

Con un ambiente tan variopinto se vuelve aún más vital la acción de un partner especializado que nos ayude a entender todo lo que hay que proteger. Con esa ayuda y una estrategia de protección, prevención y mitigación será posible hacer frente a todos los retos que supone la ciberseguridad para una compañía.

Software

Otro de los ámbitos que más empujaron el negocio del canal TI durante el pasado año por una razón evidente: las empresas cada vez necesitan más aplicaciones con las que gestionar sus áreas comerciales, administrativas o técnicas. Programas especializados que presenten entornos fluidos, flexibles y escalables.

Pero no vale cualquier software para el trabajo híbrido. Estas herramientas deben estar preparadas para trabajar en la nube, funcionar en diferentes plataformas y dispositivos, y ofrecer entornos conectados que permitan a los trabajadores usarlas en cualquier circunstancia. Un punto donde las opciones son muchas y muy variadas.

Virtualización

Trabajar en remoto requiere que los empleados puedan accedan a todas las herramientas como si estuvieran en la oficina. Un tema que puede parece sencillo en la teoría, pero que puede complicarse mucho en la práctica. Para ello, las soluciones de virtualización proponen entornos que recrean lo que el empleado puede necesitar.

Este punto debe estar bien complementado con otros como la ciberseguridad o los equipos que soporten las soluciones. Tres patas con las que conseguir que la estrategia sea la óptima.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!