Web
Analytics
Actualidad, Canal, Retail

Las devoluciones ponen en jaque al comercio electrónico

devoluciones

Pese a la notable evolución del comercio electrónico, los costes de las devoluciones duplican a los de las entregas. Esta problemática se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para el sector que busca soluciones inmediatas.

Solo en 2021, en Estados Unidos, el 21% de las compras online que se realizaron acabaron en devoluciones, lo que equivalía a 218.000 millones de dólares, según la Federación Minorista de Estados Unidos.

Sin embargo, no se trata de un problema que se circunscriba únicamente a esta región en la que el comercio electrónico goza de muy buena salud. Distintos informes constatan que el problema con las devoluciones procedentes de las ventas online crece cada vez más, lo que está causando importantes inconvenientes a las empresas del sector.

En España, la situación no es muy diferente. De acuerdo con los datos del Observatorio Cetelem correspondientes al pasado año, alrededor del 30% de las compras online se devuelven, lo que conlleva unos costes del 4% para cualquier tienda online.

El precio por los envíos y gestión de las devoluciones duplica al ganado en las entregas

El precio que han de pagar en envíos y gestión de las devoluciones duplica al ganado en las entregas. Además, las devoluciones al fabricante suponen para las distribuidoras un coste añadido más.

Y es que, para animar a los consumidores a comprar online, muchas marcas empezaron a ofrecer la devolución gratuita del producto, sin llegar a pensar el problema que supondría a medida que el volumen del comercio electrónico ha ido aumentando.

Todo ello teniendo en cuenta que la devolución implica un proceso nada fácil. De hecho, las distintas pruebas apuntan que un empleado de Amazon puede llegar a procesar hasta 30 artículos vendidos online por minutos. Sin embargo, puede llegar a tardar hasta 10 minutos para procesar cada devolución.

Y otro dato que constata esta problemática: una vez gestionada la devolución, apenas el 5% de los productos devueltos pueden volver a venderse de nuevo. La mayoría termina en liquidaciones de precio o en la basura.

Amazon Politica Devoluciones Coronavirus

Propuestas para minimizar el impacto de las devoluciones

¿Qué solución hay ante esta problemática? Ante el coste que conlleva, algunas empresas han empezado a cobrar una pequeña tarifa por cada devolución. Otras, como el caso de Amazon, están empezando a ofrecer más productos reacondicionados para recortar pérdidas.

Y es que, para el gigante del comercio electrónico, las devoluciones de productos han empezado a hacer mella en su negocio. Según la Federación Nacional de Retailers de Estados Unidos, solo en este país se devolvieron 761.000 millones de dólares a los retailers el pasado año.

Las cifras han ido creciendo año tras año, por lo que la compañía está buscando formas para minimizar este impacto en sus resultados teniendo en cuenta que, por lo general, muchas de esas devoluciones acaban en la basura.

Amazon apuesta por la ‘cero eliminación de productos’ y dar una segunda vida a los devueltos

Ahora, con una política de ‘cero eliminación de productos’ se ha marcado como propósito proporcionar una segunda vida a todos los productos devueltos. Programas como Amazon Renewed, para productos reacondicionados, o Amazon Outlet, para el exceso de existencias, son prueba de ello.

Aún habrá que esperar para ver qué resultados dan estas iniciativas y cómo evolucionan las devoluciones a medida que el mercado de comercio electrónico vive una cierta ralentización tras dos años de fuertes crecimientos impulsados por la situación derivada de la pandemia.

Iniciativas como la de Amazon pueden dar alguna pista sobre cómo los vendedores pueden empezar a afrontar esta problemática. Otras propuestas como Happy Returns, startup de Paypal, también empiezan a calar en el mercado.

En este caso, la compañía ayuda a los retailers en su logística y, gracias a los 5.000 puntos de devolución con los que cuenta en Estados Unidos, consigue aunar varias devoluciones de un mismo vendedor y las envía juntas, con lo que consigue un ahorro del 40% en gastos de correo.

No obstante, parece que aplicar una tarifa por la devolución por correo es una opción que, a día de hoy, sigue ganando adeptos. El tiempo confirmará si gracias a estas y otras iniciativas que irán apareciendo en el mercado consiguen frenar la tendencia al alza en las devoluciones.

Imagen inicial | RoseBox رز باکس

 

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Avatar
Periodista especializada en tecnología e innovación con más de dos décadas de experiencia cubriendo la información del canal TI