Web
Analytics

El negocio de la marca propia en tecnología de consumo

celly_marca_propia

Son muchos los mayoristas y tiendas de tecnología de consumo que trabajan su marca propia. Nada nuevo desde que la tecnología es tecnología. Sin embargo, de un tiempo a esta parte esta estrategia, este negocio ha proliferado e ido a más. Un claro síntoma de las ventajas que implica y cómo los partners pueden aprovecharlas.

La mayoría de productos de marca propia de tecnología de consumo se encuadran dentro de productos de un valor bajo o en nichos muy maduros o de alto potencial dentro del sector. Hablamos, por ejemplo, de accesorios, equipamiento informático o periféricos donde el índice de demanda es muy alto, pero el valor diferencial del producto es muy bajo de uno a otro fabricante.

Y la decisión de centrarse en productos de esta índole no es baladí. Son artículos con un coste de fabricación reducido que se pueden producir en grandes cantidades. Esto lleva a que tanto mayoristas como tiendas, cercanas a los proveedores de fabricación, puedan conseguir los precios más competitivos y aprovechar esa ventaja en su propio beneficio con buenos márgenes.

Los problemas de suministro en la tecnología de consumo también han hecho que las marcas propias sean una baza de éxito. Ante la escasez de productos, muchos mayoristas y tiendas desplegaron sus productos para seguir vendiendo y cubrir la demanda por sus propios medios. Algo que además les aporta un extra en su cuenta de resultados ¿Se puede pedir más?

Ejemplos para todos los gustos

La mayoría de mayoristas que trabajan en la tecnología de consumo cuentan con una marca propia. Todos ellos han encontrado beneficios en este despliegue que no parece que afecten al resto de portfolio.

De hecho, son diversos los ejemplos que podemos señalar en este sentido, pero nos quedamos con algunos de los más significativos como representación del mercado en España. Una pequeña muestra que corrobora el gran negocio que hay detrás de la marca propia.

Si nos fijamos en los mayoristas tenemos a grandes figuras como el Grupo Esprinet que lleva unos meses potenciando su marca Celly. Centrados en telefonía y accesorios relacionados con audio, el mayorista compró este fabricante para hacerse un hueco en este jugoso nicho.

La mayoría de mayoristas que trabajan en la tecnología de consumo cuentan con una marca propia

También el mismo grupo italiano cuenta con Nilox, creada en 2005 como una marca de movilidad. La firma ahora se ha expandido e incluye bicicletas, patinetes y accesorios en este terreno. E incluso se da la paradoja que es llevada también por otros mayoristas como es Infowork.

Megasur, referencia en el sur de España, cuenta con marca propia y empresa, Phoenix desde hace relativamente poco. La marca se centra en cableado y pequeños componentes.

En el caso de Infortisa también creó sus marcas propias: iggual para la tecnología audio y periféricos, y Onaji, pensada para cubrir el mundo de los accesorios móviles.

Por su parte, Infowork, mayorista granadino más pequeño y enfocado a la tecnología de consumo y gaming cuenta con dos marcas. 3go, dedicado a la fabricación de componentes informáticos y Droxio, más pensada para explotar el mundo gaming con equipos y accesorios para jugones.

En el plano del retail destaca PcComponentes que ha desplegado un arsenal de marcas propias para aprovechar el potencial. Con 9 marcas propias dentro del catálogo, la firma murciana referencia como tienda online de tecnología de consumo cuenta con marcas se incluyen en las categorías de gaming, ordenadores y equipamiento informático, televisores y electrohogar.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.