Web
Analytics
Actualidad, Canal, Retail

Los empleados de Amazon España irán a la huelga el 21 y 22 de marzo

48 horas de huelga en la planta logística de Amazon en San Fernando de Henares (Madrid). Así ha concluido las negociaciones entre el gigante y los empleados. Ausencia de acuerdo después de meses de reuniones, que ya comentábamos, que no han llegado a buen puerto. Más allá de su repercusión mediática, la huelga puede suponer un verdadero caos para la tienda on-line referente en España.

Si hay por lo que se conoce a Amazon es por su logística. Esa capacidad de realizar envíos en un día en las grandes ciudades que ha ido imponiendo en muchos otros e-tailers. Esa tarifa plana de envíos que ya han adoptado otros de la competencia como PcComponentes.

Sin embargo, puede que los próximos 21 y 22 de marzo todo esto por lo que se conoce a Amazon se vuelva en su contra. Los trabajadores del principal almacén del vendedor en España han anunciado una huelga que se suma a las que ya ha tenido la corporación en Francia, Alemania o Italia. La razón para esta convocatoria es muy similar a la de otros países: el reclamo de una subida salarial y mantenimiento de condiciones laborales después de una reducción de las coberturas por bajas.

En San Fernando de Henares sale un camión de reparto cada 21 minutos

Desde el comité de la empresa aseguran que “la huelga será un triunfo sin lugar a dudas, logrando impedir la salida de cualquiera de los millones de artículos almacenados en San Fernando”. Un anticipo del bloqueo que supondrá este parón reivindicativo en una planta donde sale un camión cada 21 minutos y se gestionan miles de pedidos diarios.

Amazon, siempre en el punto de mira

Además de su capacidad innovadora en el terreno de la logística, Amazon siempre ha estado envuelta en problemáticas entorno a los trabajadores de sus plantas logísticas. Denuncias sobre jornadas abusivas, salarios bajo o condiciones que rozan la inmoralidad llevan años siendo más o menos recurrentes en España y la mayor parte de los países donde opera. Incluso hace un par de año se vivió un suicidio en una planta de Seattle.

Contra estos asuntos que no dejan en muy buen lugar a Amazon y sus política laborales, el gigante lanzó una campaña de lavado de imagen. De boca de sus empleados se comentaba la labor que desempeñaban en sus puestos de trabajo mostrando además el día a día en sus almacenes.

Pese a todo, Amazon ha conseguido ser una empresa que genera trabajo y donde los candidatos hacen colas por entrar -aquí también tiene mucho que ver las altas tasas de paro-. En Estados Unidos esta última campaña navideña contrató a 120.000 empleados; en España la contratación ascendió a 2.700 trabajadores. A principios de año, la filial española preveía hacer crecer la plantilla un 50%.

Su nivel de contratación, que responde a una agresiva estrategia de expansión, es uno de los mejores dentro del sector retail. Un indicio de la buena marcha de la corporación. Sin embargo, no compensa si las condiciones laborales cada vez son peores haciendo que sus trabajadores tenga que ponerse en huelga o denunciar día sí y día también.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!