Web
Analytics
Actualidad, Mercados, Tecnología

Por qué los usuarios tardan más actualizar sus smartphones


Apple y otros fabricantes de smartphones han atribuido a la lenta actualización de los dispositivos la notable caída que han experimentado sus ventas. Y es que, como apunta el estudio realizado por Kantar Workdpanel entre usuarios de Europa y Estados Unidos, el aumento del ciclo de vida de los teléfonos móviles está teniendo su impacto en las ventas, aunque a algunas regiones afecte más que a otras.

De acuerdo con dicho estudio, si en 2016, los propietarios de smartphones estadounidenses utilizaban sus dispositivos un promedio de 22,7 meses antes de comprar uno nuevo, en 2018 esa cifra ha aumentado hasta los 24,7 meses.

En lo que al mercado europeo se refiere, también queda patente que los usuarios de los cinco países investigados en el estudio de Kantar Worldpanel (España, Italia, Alemania, Francia y Gran Bretaña) mantienen sus teléfonos por más tiempo. De 2016 a 2018, el ciclo de vida de los smartphones se extendió en casi tres meses, de 23,4 a 26,2. Los usuarios en Gran Bretaña han sido los que han experimentado el promedio de cambio de dispositivo más largo durante el pasado año de 27,7 meses.

No obstante, el ciclo de vida de los smartphones en China ha sido relativamente más corto en los últimos años, siendo de 20,2 meses en 2016 y 21 meses tanto para 2017 como para 2018.

La madurez tecnológica y los elevados precios ralentizan la renovación de smartphones

Según los expertos, esta tendencia puede deberse a varias razones que pueden ir desde los avances en tecnología, ya suficientes para los teléfonos que adquieren como para desprenderse de ellos con tanta rapidez, hasta el precio de los nuevos modelos en el mercado. También influye la madurez del mercado ya que los usuarios de regiones como Europa, ya disponen de un modelo de smartphone lo suficientemente avanzado para cubrir gran parte de sus expectativas, lo que hace que haya menos presión para cambiar.

Nuevos modelos de consumo

Además, el estudio de Kantar Worldpanel apunta que los consumidores europeos consideran que, ante los dispositivos que ya tienen, los nuevos serían similares en términos de características y experiencia, de ahí que amorticen más sus smartphones.

De hecho, Apple es uno de los fabricantes que más apoya a las generaciones de sus smartphones y lo vende como uno de sus diferenciadores y la justificación de su precio premium. Pero Apple no es el único ya que, junto con firmas como Samsung y Huawei, han experimentado un aumento de precios una media del 52% en los tres últimos años, lo que lleva a que los usuarios no tengan tanta prisa por comprar nuevos dispositivos.

La llegada de 5G puede impulsar la compra de nuevos smartphones

Junto a esto, los consumidores se están alejando cada vez más de los contratos móviles con los operadores de telecomunicaciones, y eso rompe el ciclo natural de actualización del teléfono. Los operadores y fabricantes de smartphones permiten a los clientes pagar los nuevos dispositivos en cuotas y hacer que los nuevos modelos, aunque más costosos, estén a su alcance.

La llegada de 5G puede ser una fuerte motivación para los usuarios para decidir actualizar su smartphone y adquirir uno nuevo compatible con esta tecnología que aportará mayor velocidad. No obstante, el despliegue de 5G no será tan rápido como algunos desearían y estas redes coexistirán con las antiguas durante bastante tiempo, por lo que habrá que esperar para ver cómo los usuarios apuestan por esta tecnología.

Imagen inicial | Rodion Kutsaev

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!