Web
Analytics
Actualidad, Mercados, Productos, Tecnología

Microsoft Azure escala posiciones en el mercado cloud empresarial

Ante el auge que está experimentado la nube, los dos principales proveedores, Microsoft y Amazon, recrudecen su pugna en un mercado en el que, si bien AWS aparece como ganador, Azure lidera en el segmento empresarial. Éstas son las causas.

La transformación digital está impulsando la adopción de la nube y soluciones cloud en un mercado que, a nivel global, más de la mitad se lo reparten entre Amazon y Microsoft. Sin embargo, en los últimos meses, los expertos han visto cómo Amazon seguía manteniendo cuota de mercado mientras que Microsoft avanzaba, especialmente, gracias al segmento corporativo.

Si bien Amazon Web Services (AWS) sigue siendo el líder indiscutible del mercado de infraestructura de nube, Microsoft va ganando terreno, algo a lo que le están ayudando los efectos persistentes de la pandemia. Además, para las empresas con una amplia presencia de soluciones de la firma de Redmond, como Office, Windows, Dynamics, Outlook y otras aplicaciones populares, recurrir a los servicios de Microsoft Azure como parte de una estrategia cloud puede parecer el camino más fácil.

Azure ha incrementado su cuota de mercado hasta un 20%

Los datos de Synergy Research constatan que Azure ha incrementado su participación en el mercado de infraestructura en la nube del 10% en 2017 a un 20% a finales del pasado año. La capacidad de Microsoft gracias a su músculo de ventas y a aprovechar su ecosistema de partners para realizar ventas cruzadas de Azure, lo ha ayudado a crecer en la nube y convertirlo en uno de los principales proveedores del mercado.

Las bazas de Microsoft

Las profundas raíces de Microsoft en la empresa, principalmente en torno a las tecnologías orientadas al usuario, están atrayendo a las medianas empresas que pueden estar rezagadas en sus estrategias digitales y que buscan un partner de confianza que les ayude en esa transición a la nube. Se trata, en opinión de mucho, de un tema de confianza, algo en lo que Microsoft ha invertido a través de formaciones y certificaciones.

Pero la administración pública es otra área en la que Microsoft ha podido encontrar un buen impulso. Recientemente ha firmado acuerdos de gran alcance como con el gobierno del Reino Unido y con el Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Sin duda, dos grandes pasos para ganar terreno a su gran rival, AWS.

La familiaridad de los usuarios con las soluciones de Microsoft, clave en la adopción de Azure

Otra de las razones del auge que está experimentando Microsoft con su nube Azure hay que buscarla en la familiaridad que los usuarios tienen con sus herramientas, su tecnología, y sus relaciones comerciales establecidas. De hecho, muchos dan sus primeros pasos en Azure como una actualización a un sistema de Microsoft existente, como Active Directory o Dynamics, lo que es una puerta de entrada que sus competidores no tienen.

Además, la compañía también ha creado una serie de rampas de acceso para que las organizaciones se familiaricen con sus servicios. A diferencia de AWS, que durante mucho tiempo ha rechazado lo que se conoce comúnmente como sistemas de nube híbrida, Azure ha ayudado a los clientes a ejecutar aplicaciones donde quieren que estén. Esto brinda a los clientes un punto de entrada a la nube y una buena razón para seguir con Azure a largo plazo, incluso si después quieren apostar todo a un único proveedor cloud.

Asimismo, con el lanzamiento de Azure Stack, los clientes han podido utilizar un conjunto de recursos y una experiencia funcional similar a la de la nube pública de Azure, pero desde su propio centro de datos, lo que facilita su adopción. Y esto se le suma que Microsoft también ha tenido cierto éxito con ofertas específicas para ciertas industrias, como en atención médica y retail para facilitar la adopción de la nube en esos sectores.

En ciertos verticales, se ha desarrollado una cierta “aversión” la opción cloud de Amazon y, ante las ambiciones de la compañía, las empresas ordenan a sus organizaciones de TI que eviten el uso de AWS siempre que sea posible.

Estos distintos niveles de familiaridad y experiencia que Microsoft puede aportar a los compromisos empresariales permiten a la compañía proporcionar una cierta comodidad muy apreciada por las organizaciones más reacias a apoyarse en la nube. Esto no solo coloca a Microsoft en una posición sólida de cara a la próxima ola de adopción de la nube, sino que también lleva a pensar que podría llegar a arrebatar el liderazgo a AWS.

Imagen inicial | wang binghua

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!