Web
Analytics

Black Friday 2022: una campaña repleta de incógnitas

La campaña del Black Friday 2022 llega en un momento en el que la situación macroeconómica, la escasez de algunos materiales y la inflación están impactando en los hábitos de compra de los consumidores. Este año, aún condicionada por esta coyuntura, muchos negocios confían en dar un impulso definitivo a sus ventas en esta recta final de año.

Que en los últimos años el Black Friday ha perdido fuelle es una realidad. No en vano, el pasado año, las ventas online experimentaron su primera caída de la historia, algo en lo que, sin duda, han tenido mucho que ver el hecho de que, en los últimos años, las compras en establecimientos físicos han ido recuperando el terreno perdido durante la pandemia.

Este año, la coyuntura geopolítica y la difícil situación económica marcada por la fuerte inflación, está llenando de incertidumbres esta campaña. Incluso muchos retailers han adelantado sus ofertas con la mirada puesta en impulsar sus ventas antes que los demás.

De hecho, 4 de cada 10 españoles ya adelanta sus compras navideñas al mes de noviembre para aprovechar. Aunque desde Salesforce destacan que muchos consumidores prefieren esperar para aprovechar ofertas más agresivas y descuentos de última hora.

Este año, pese a que la contención del gasto de los consumidores reina en los últimos meses, un estudio realizado por Webloyalty apunta que el gasto online crecerá un 25% durante este Black Friday 2022. Además, los pedidos online aumentarán este fin de semana un 23% durante el ‘viernes negro’ y un 12% el Cyber Monday.

Si bien la escalada de precios hacía presagiar que muchos consumidores reducirían sus compras, este estudio señala que el ticket medio online crecerá 160 euros durante el Black Friday y 155 euros en el Cyber Monday. Esto supone un aumento del 9% y del 5%, respectivamente en relación al pasado año.

La patronal logística augura un descenso del 5,3% en el volumen de pedidos que gestionarán en la recta final de año

Pero no todos ven con el mismo optimismo esta campaña. Desde UNO Logística, la Organización Empresarial de Logística y Transporte, auguran un descenso del 5,3% en el volumen de pedidos que las empresas del sector recibirán en esta recta final del año. Las previsiones que manejan apuntan que gestionarán unos 100 millones de envíos, frente a los 106 millones del año pasado.

Con ello se pone de manifiesto la incertidumbre acerca de los resultados que arrojará este Black Friday 2022.

Cómo abordar este Black Friday 2022

A pesar de los vientos adversos que llevan meses vaticinando una campaña nada halagüeña, los indicadores apuntan que el comercio electrónico seguirá al alza. Esto lleva a la muchos a vaticinar que el tirón de las ventas online llevará a que el Black Friday, lejos de perder fuelle, siga siendo una campaña clave para impulsar las ventas de muchos negocios.

De acuerdo con los datos de la plataforma de envíos Qapla, se producirá un crecimiento medio del 8% durante los dos últimos meses del año y enero de 2023. Esto impulsará los resultados de este Black Friday 2022 que será más omnicanal que nunca.

Los datos de esta compañía apuntan que el 80% de los consumidores europeos ya realiza sus compras a través del smartphone, mientras que el 78% lo hace a través de una página web o app, el 76% utilizando un PC o tablet, y el 70% las redes sociales.

Es importante que los ecommerce estén bien preparados para aprovechar este período de compras masivas

Además, la tienda física, recuperada del golpe sufrido durante los peores meses de la pandemia, también se hará con el 66% de las compras. Y un aspecto positivo: el ticket medio de los consumidores que usan varios canales es 2,5 veces superior al de los que solo utilizan un canal o dos.

Estas estrategias ‘crosschannel’, es decir, que aprovechan los diversos canales para llegar al consumidor final, contribuyen a mejorar la experiencia de cliente y, por tanto, a optimizar las ventas.

Estar presente en cada paso del funnel será clave para optimizar las ventas. Sin embargo, desde XChannel también destacan la importancia de que los ecommerce estén bien preparados para aprovechar este período de compras masivas que abarca desde el Black Friday al global de la campaña navideña.

Minderest

En este sentido, apunta seis aspectos clave a tener muy en cuenta que pueden ayudar a aumentar su rentabilidad:

  • Cuantos más descuentos se apliquen, más aumentarán las ventas. Pero siempre que sean descuentos reales, no subir precios para aplicar un supuesto descuento que deja el precio de venta habitual.
  • Preparar una estrategia con al menos dos semanas de antelación.
  • Establecer un presupuesto específico para este tipo de campañas, Dedicar una inversión para estos días es la mejor manera de sacar beneficio.
  • Preparar el catálogo y elegir cuáles son los productos que se quieren promocionar más.
  • Tener a punto gráficas para los días de descuentos / rebajas.
  • Vestir la tienda de fiesta y poner creatividades especiales que se quitarán una vez terminado el proceso.

Una campaña estratégica

Ante la incógnita que supone este año cómo irán las ventas del Black Friday, de lo que nadie duda es que esta campaña se ha convertido en una estrategia de marketing clave para los negocios, especialmente las pymes. Y los beneficios son claros.

Según apunta un estudio de Sendinblue, el 39,5% de las empresas que ha realizado promociones durante el Black Friday en el pasado, han experimentado un aumento del engagement con sus clientes. Además, el 38% indica que ha conseguido aumentar sus ventas.

El uso de campañas de email marketing y de contenidos publicitarios en redes sociales para promocionar sus descuentos ha desempeñado un papel clave. Sin embargo, algunas empresas, especialmente pequeños negocios, cuyos márgenes no son tan altos, no participan de este tipo de campañas. En otras ocasiones, porque no saben cómo abordarlas.

Algunas de las técnicas más empleadas hoy en día se basan en estos tres aspectos:

  1. Ofrecer promociones exclusivas a los suscriptores. Ofrecer cupones de descuento o precios atractivos durante el ‘viernes negro’, o extender la promoción a más días, incluso a nuevos suscriptores, aumenta el número de visitas a la tienda y contribuye a la fidelización del cliente.
  2. Ofertas por tiempo limitado. Cuando se lanzan promociones en las que su duración es limitada, publicitarlas haciendo énfasis en que se trata de una gran oportunidad de disfrutar de precios atractivos es de gran ayuda. A esto también contribuirá utilizar una campaña de email marketing.
  3. Aumentar el valor promedio de los pedidos. Es importante aprovechar los pedidos por los que el cliente haya pagado más para ofrecerle un valor añadido. Por ejemplo, al llegar a una determinada cantidad económica, ofrecer envíos gratuitos. O bien proporcionar descuentos extra al alcanzar un determinado precio de compra. Con ello, los clientes que se acerquen al umbral del precio estipulado para obtener ese extra se verán incitados a comprar más para conseguir el mayor descuento posible.

Hay que tener muy en cuenta que esta campaña, pese a que en los últimos años no ha tenido el éxito esperado, es fundamental para incentivar las ventas. Por lo tanto, es necesario abordarla con una planificación que tenga en cuenta el público objetivo, destinando recursos para mejorar la visibilidad exponiendo la identidad de marcha y las promociones y aprovechando todos los canales de venta y promoción disponibles.

comercio electrónico

Aprovechar más el Cyber Monday

Si bien durante el fin de semana del Black Friday se produce un importante aumento de las compras, el Cyber Monday, que le sigue ese mismo lunes, también ha conseguido tener cada vez más tirón entre los consumidores.

Sin embargo, para aprovecharlo, es importante que las empresas lo aborden como una campaña diferencial, y no más de lo mismo que han ofrecido durante el Black Friday. En este caso, las ofertas sí están delimitadas a 24 horas, aunque muchos la amplíen algunas horas más, o incluso días durante esa semana.

El Cyber Monday es una ocasión para probar con ofertas para un determinado producto o categoría de producto, y mover más el stock

En este caso, Nozama Solutions destaca la importancia de abordar esta campaña sin vender lo mismo durante los tres días. El Cyber Monday es una ocasión para probar con ofertas para un determinado producto o categoría de producto, lo que permitirá mover más el stock.

Además, es importante crear promociones que atraigan a los clientes y ponerlas en marcha semanas antes, pero también después de la fecha clave, para los clientes que no pudieron aprovechar las ofertas más destacadas.

Crear pequeñas ofertas los días posteriores al Black Friday y al Cyber Monday contribuirá a que los clientes sientan que la empresa los cuida.

Imagen inicial | Ivan Samkov

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Avatar
Periodista especializada en tecnología e innovación con más de dos décadas de experiencia cubriendo la información del canal TI