hit counter

De la venta on-line a la tienda física [Ejemplos reales]

amazon_vendedor_on-line_fisico

Siempre hablamos de las lindezas de Internet y del cambio de paradigma hacia la venta on-line. Un panorama que parece que resta importancia a la tienda física. Sin embargo, lejos de quitarle relevancia, hoy demostramos que ambos mundos pueden y deben coexistir.

Muchas empresas han comenzado la venta on-line para después pasar al mundo físico. Quizás no dedican el mismo esfuerzo en los dos mundos pero los combinan de diferente manera para poder tener una presencia más global y encontrar nuevos potenciales clientes. Veamos esto con ejemplos reales:

Amazon

Todavía no hay una tienda física como tal –aunque lleva tiempo planteándoselo-, Amazon ha cuidado su presencia física. Desde los Amazon Lockers que tiene repartidos por Estados Unidos para recoger pedidos hasta los más de 1.200 puntos con los que cuenta en España.

En un segundo plano, la presencia física también está en sus propios paquetes. El envoltorio con el que llegan los pedidos no está elegido al azar y además de facilitar y simplificar el proceso de logística, está preparado para que todo el mundo sepa que Amazon es el vendedor de este artículo.

eBay

Aunque el ejemplo de eBay se ha limitado a pinitos concretos, es curioso ver cómo creó una tienda en pleno Soho de Londres. Un proyecto que inició el gigante del comercio electrónico en 2011 y que permitía a sus clientes tocar, oler y sentir los productos que posteriormente comprarían en la web.

Clearly

El mayor vendedor de gafas en Australia es un ejemplo de éxito al trasladar una estrategia. Después de siete años en el mundo on-line, Clearly decidió trasladar la venta al mundo real. Para finales de este año ya tendrá siete establecimientos físicos en Australia.

Bonobos

La tienda estadounidense de ropa masculina Bonobos comenzó su andadura en Internet allá por 2007. El éxito fue tal que su fundador, Andy Dunn se propuso abrir una tienda física. Esto fue en 2011 en Manhattan. A día de hoy tiene 6 establecimientos donde los clientes puede probarse la ropa que más tarde comprarán por la vía que prefieran.

La razón para la apertura de estas tiendas vino de la mano de sus propios clientes. “Descubrimos que casi la mitad de los potenciales clientes no utilizaban Internet. Ellos no estaban descubriendo nuestra tienda porque no estaban en la Red de redes”, argumentaba Dunn en el New York Times.

Proyectos físicos: Google, Etsy y Alibaba

Pero todavía queda mucho por hacer. Muchos de los grandes vendedores on-line están dispuestos a dar el salto a la tienda física pero parece que este paso puede tornarse tan complicado como el contrario.

Ya se baraja que Google está buscando una ubicación para su primera tienda física. No obstante, ya hemos visto algún proyecto de marketing como Androidland, un establecimiento que abrió el gigante para potenciar el sistema operativo móvil más usado del mundo junto a su mundo de aplicaciones.

El gigante chino, Alibaba, compró recientemente Intime Retail para potenciar su lado comercial físico. La compañía especializada en el mundo on-line dió un paso estratégico que tendremos que ver cómo evoluciona.

Por su parte, el gran bazar de productos artesanos, Etsy, también quiere iniciar proyectos físicos. De momento, parece que solo ha testeado ubicaciones pero puede ser el inicio de una expansión superior.

De lo on-line a lo físico

Como vemos en los ejemplos, las propuestas físicas de los vendedores on-line vienen a completar su propia estrategia en Internet. Podríamos decir que es una forma de cerrar su círculo de marketing.

Pero ¿Es necesario estar en el mundo físico? No del todo pero puede ayudarnos a que los usuarios que no están en Internet, nos conozcan ampliando así, nuestro negocio. De hecho, es la principal razón por la que se llevan a cabo acciones físicas derivadas de retailers on-line.

Además, estas acciones se pueden aprovechar para hacer branding y ampliar los servicios. No hay más que ver el ejemplo de Amazon para entender este concepto.

Sin embargo, los pinitos quizás son menos atrevidos que los que se hacen en Internet. Quizás porque invertir en un local, plantilla y otros recursos físicos es mucho más caro que abrirse hueco en la Red. Tanto es así que las iniciativas se suelen relegar a momentos concretos.

¿Son buenas estas estrategias? ¿Qué otras empresas han trasladado su potencial on-line al mundo físico?

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!