hit counter

Guía: Configuraciones RAID más importantes (V)

configuraciones RAID i031m2x

Continuamos nuestra guía de configuraciones RAID más importantes con esta quinta parte, en la que os hablaremos de la RAID 6, una variante de la RAID 5 que se caracteriza por ofrecer una mayor protección contra la pérdida de datos.

Debido a la gran cantidad de mini-guías que hemos ido publicando os confirmamos que hemos decidido realizar un artículo recopilatorio en cuanto terminemos el último capítulo.

En dicho artículo recopilatorio juntaremos todas cada una de las mini-guías para crear una sola guía de gran tamaño pero bien estructurada, de forma que os resulte fácil y sencilla de consultar.

Sin más preámbulos nos ponemos manos a la obra.

RAID 6.

800px-Raid6

Estamos ante una configuración idéntica a una RAID 5, con la salvedad de que utiliza una segunda banda de paridad que se distribuye también entre todos los discos de la RAID,  lo que aumenta a cuatro el número mínimo de unidades de almacenamiento necesarias.

Esto nos deja una gran ventaja frente a la RAID 5, y es que dicha segunda banda de paridad actúa como protección ante una posible pérdida de datos en caso de fallo o avería que afecte a una segunda unidad dentro del grupo RAID.

Gracias a lo expuesto el uso de unidades SATA de gran capacidad es más viable en esta configuración.

Como era de imaginar la RAID 6 plantea inconvenientes, siendo uno de los principales su bajo nivel de rendimiento cuando necesitamos realizar la reconstrucción de dos unidades de forma simultánea, ya que dicho rendimiento llega a caer hasta el 20%.

Otro problema que presenta la RAID 6 es la capacidad real de almacenamiento de que podremos disponer. Os lo explico con un ejemplo, si tenemos una RAID 6 con cuatro discos duros el espacio equivalente a dos de ellos se dedica a la paridad.

Esto quiere decir que si utilizamos cuatro discos duros de 1 TB cada uno dispondremos en realidad de 2 TB de espacio, ya que los otros 2 TB se dedican a paridad.

Con todo, si aumentamos el número de discos duros utilizados en esta RAID la proporción de espacio real disponible mejora.

¿Es interesante utilizar esta configuración?

Sí, es una solución interesante, dado que ofrece una mayor protección frente a la pérdida de datos, ya que protege frente a fallos dobles de discos e incluso durante la reconstrucción de un disco, pero debemos tener en cuenta dos aspectos muy importantes.

Por un lado el coste. Una RAID 6 de cuatro discos es, como dijimos, poco eficiente, ya que el espacio de almacenamiento del que podremos disponer será del 50%.

En consecuencia para mejorar la eficiencia de una RAID 6 es recomendable montar al menos 6 unidades de almacenamiento, ya que la paridad se reparte en distintas divisiones entre todos los discos duros que integran la RAID. De esta forma si contamos con 6 discos duros de 1 TB en una RAID 6 dispondremos en realidad de 4 TB de espacio.

Por otro lado a nivel de rendimiento debemos tener en cuenta que una RAID 6 no penaliza en operaciones de lectura, pero sí que notaremos un efecto negativo en las de escritura, como consecuencia de los cálculos adicionales de las labores de paridad.

Podemos concluir que esta RAID va orientada, al igual que la RAID 6, al sector profesional, donde la seguridad de los datos tenga una gran relevancia, tanto como para justificar la mayor inversión que supone frente a una RAID 5.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!