Web
Analytics
Actualidad, Seguridad, Tecnología

Las brechas de seguridad persisten en las iniciativas de BYOD

BYOD

A medida que las organizaciones siguen apostando por las iniciativas de BYOD, las brechas de seguridad a las que se ven sometidas persisten como consecuencia de la falta de medidas y gestión eficiente.

De acuerdo con el ‘Informe de seguridad BYOD 2021’ de Bitglass, la rápida adopción de dispositivos personales conectados a recursos relacionados con el trabajo, y no gestionados, es decir, el BYOD, está provocando la persistencia de brechas de seguridad en los entornos corporativos.

Esto pone en evidencia que las organizaciones están mal equipadas para enfrentar las crecientes amenazas de seguridad tales como malware, o el ransomware, entre muchas otras. Además, los riesgos de seguridad del BYOD están aumentando como consecuencia del crecimiento del trabajo en remoto, o la apuesta de modelos de trabajo híbridos, y la creciente incorporación de dispositivos móviles personales. Esta proliferación de cada vez más dispositivos conectados a las redes corporativas expanden la superficie de ataque y aumentan los riesgos para las organizaciones.

Otro de los aspectos que destaca este estudio, realizado conjuntamente con la firma Cybersecurity Insiders, es que las empresas parecen no estar prestando suficiente atención a la hora de proteger los dispositivos personales no gestionados. Esta falta de gestión de accesos a dispositivos y de la seguridad móvil está acarrando importantes consecuencias, por lo que urge pensar en proteger los entornos BYOD.

El 47% de las empresas ha aumentado el uso de dispositivos personales para el trabajo

Y es que, el estudio confirma que el auge del trabajo remoto ha llegado a que un 47% de las organizaciones hayan experimentado un aumento en el uso de dispositivos personales para el trabajo. En consecuencia, el 82% de las empresas apuntan que ahora habilitan activamente BYOD hasta cierto punto.

Si bien el uso de dispositivos personales ha ayudado a las empresas a mejorar la productividad y la satisfacción de los empleados, al mismo tiempo que reduce los costes, persisten los desafíos asociados con la gestión del acceso a los dispositivos y la seguridad móvil. Pero, ¿cómo hacerlo?

Hacia entornos BYOD seguros

Ante esta imperiosa necesidad de gestionar la seguridad en entornos BYOD, el 62% de los encuestados para este estudio apuntaron que la fuga o pérdida de datos es su principal preocupación.

No obstante esta tendencia también está provocando otras preocupaciones como la descarga de aplicaciones o contenido inseguro, según apunta el 54%; la pérdida o robo de los dispositivos, para el 53%; o el acceso no autorizado a datos y sistemas de la empresa, para el 51%.

El 22% de las organizaciones ha tenido dispositivos no gestionados que han descargado malware en el último año

Estas inquietudes ponen en alerta a las organizaciones a la hora de proteger los dispositivos BYOD contra las amenazas de seguridad actuales. De hecho, el 22% de las empresas confirma que los dispositivos no gestionados que están en la red de su organización han descargado malware en los últimos 12 meses.

No obstante, casi la mitad, el 49%, sostiene que no está seguro o no puede revelar si se podría decir lo mismo de ellos, lo que pone en evidencia una clara falta de visibilidad sobre el riesgo que corren y que puede ser perjudicial para el negocio.

A esto se le suma que muchas organizaciones están asegurando BYOD con herramientas antiguas, e ineficaces, frente a amenazas actuales. El 41% de las organizaciones señalan que confían en la protección contra malware de terminales para BYOD, un enfoque que no es ideal para dispositivos personales que son difíciles de controlar y gestionar.

Asimismo, el 30% de las empresas dijeron que no están protegidas contra el malware para BYOD. Si bien las herramientas de protección contra malware basadas en la nube a menudo se adaptan mucho mejor, solo el 11% de las organizaciones encuestadas están utilizando estas medidas.

No obstante, para el CTO de Bitglass, Anurag Kahol, a medida que las organizaciones evolucionen hacia entornos de trabajo híbridos, los dispositivos personales les aportarán mayor flexibilidad y el acceso remoto que los empleados necesitan, si bien requerirá aumentar los recursos de los equipos de seguridad.

“Nunca ha habido un momento más importante para que las empresas reconsideren seriamente su enfoque y aseguren todas las formas de comunicación entre usuarios, dispositivos, aplicaciones o destinos web.»

Imagen inicial | Dose Media

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!