Web
Analytics
Actualidad, Mercados, Tecnología

La smart home se consolida ¿cómo aprovechamos la oportunidad?

asistentes_virtuales_smart_home

La casa conectada o smart home sigue avanzando sigilosamente, pero a buen ritmo. En España cada vez es más común ver asistentes virtuales en forma de altavoces inteligentes que ponen nuestra música preferida, crean el clima perfecto con la iluminación o encienden la climatización. Y es que este mercado sigue madurando con cada vez más propuestas y fabricantes que se suman al carro.

Los datos del informe Smart Speakers Global Market Report 2021: COVID-19 Growth And Change To 2030, de Research Market, concretamente, prevén que el mercado mundial de asistentes virtuales superé los 17.000 millones de euros en 2025. Un volumen que parte de los 6.980 millones de euros que ya se generaron en 2021 y que ofrece tasas de crecimiento del 26% para los próximos 3 años.

Indiscutiblemente esta subida prevista para los asistentes, pero afecta a todo el mundo encuadrado en la smart home es una oportunidad para los partners tecnológico. Sin embargo, solo puede ser vista así si se encuadra dentro de una estrategia integral que convierta la venta en una experiencia para los consumidores.

La venta: el punto de partida

Nada se acaba cuando se vende un asistente virtual o un PLC, sino más bien podríamos decir que todo comienza. Desde la relación del consumidor con el producto, que podría ser la primera, hasta la necesidad que cubrir nuevas demandas o necesidades que puedan ir surgiendo en el camino de la digitalización de la smart home. La venta es tan solo el punto de partido donde establecer una relación de larga duración con el cliente.

Y es que, aunque pueda parecer complicado en la tecnología de consumo, todos los clientes buscan lo mismo: un partner de confianza al que acercarse para resolver dudas, averiguar funcionalidades o simplemente, encontrar solución a sus problemas. Asi pues debemos ser esa figura de referencia.

Con todo ello debemos estar preparados para el asesoramiento postventa, pero también para la parte más práctica. Ser capaces de dar un servicio de soporte y resolución de posibles problemas de compatibilidades y tener acceso directo a la asistencia técnica que bien podemos ofrecer nosotros mismos, si tenemos los recursos profesionales, o delegar en empresas especializadas.

En este punto es básico contar con una atención al cliente centralizada. Para ello, muchas empresas echan mano de los Contact Center que puede ir desde grandes espacios con cientos de puestos hasta pequeñas centralitas virtuales. Dependiendo de nuestro modelo y tamaño, podremos optar por la herramienta que más se adecue, eso sí, reuniendo ciertas características.

Por supuesto, la relación no se debe acabar ahí. Cuando un cliente vive una experiencia buena con un dispositivo para su smart home, lo más seguro es que actúe de intermediario para la venta a terceros. Un punto que debemos aprovechar con ofertas concretas que incentiven esta retroalimentación comercial que tan bien nos va a venir.

Además, para aquellos compradores más avanzados, tenemos la oportunidad de seguir vendiendo. Aprovechar que tienen necesidades o interés en la tecnología para proponer nuevos productos que puede ser interesantes. Basándonos en sus gustos o preferencias, podemos definir mejor el foco y conseguir alinearlo con nuestros objetivos.

En definitiva, agilizar, mejorar y enriquecer la experiencia de cliente es el objetivo final de todos estos puntos. Unos desafíos que, combinados con la tecnología adecuada, pueden resultar mucho más asequibles. ¿Estás en ello?

Imagen | rawpixel.com

Artículo AnteriorSiguiente Artículo