Web
Analytics
Actualidad, Seguridad

5 medidas de ciberseguridad para proteger los negocios

A pesar del continuo crecimiento del volumen, la intensidad y la repercusión de los ciberataques, existen fórmulas para defender y minimizar su impacto. Activar mecanismos para estar prevenidos puede contribuir en gran medida a defender a los negocios de posibles vulnerabilidades.

Nunca es demasiado temprano para plantearse medidas de ciberseguridad para proteger el negocio. Los ciberdelincuentes están continuamente lanzando ataques y buscando aprovechar la más mínima vulnerabilidad para llevar a cabo sus ciberataques.

Sin embargo, tomar medidas para proteger a los negocios puede contribuir enormemente a que los ciberdelincuentes no cumplan con sus objetivos. Seguir estas cinco buenas prácticas puede contribuir a ello.

Implementar las mejores prácticas y estándares

En lugar de confiar únicamente en el cumplimiento o las certificaciones que se posee, resulta cada vez más efectivo adaptar las mejores prácticas de seguridad de acuerdo a las necesidades específicas de cada empresa. Todo ello de forma proactiva y no reactiva.

Involucrar a todo el equipo

El conjunto de directivos debe estar en las conversaciones sobre ciberseguridad y gestión de riesgos para conocer a lo que exponen sus negocios. Con su participación deben elaborarse políticas para toda la organización que garanticen que todos conocen los elementos de acción relacionados con la mitigación de los riesgos de ciberseguridad. Estas políticas describen los roles de cada persona contribuyendo a una protección más eficiente.

La gestión de incidentes y riesgos se erige como clave para mitigar el impacto de las ciberamenazas

Tener un proceso estándar

Es importante asegurarse de disponer de un proceso estándar en el que capacitar al personal para realizar la gestión de incidentes y riesgos como una práctica institucional. No hay que caer en el error de tener a pocos empleados con experiencia en áreas temáticas clave que pueden suponer un riesgo.

Medir

Otro aspecto importante a tener muy en cuenta es que el proceso sea medible para que resulte efectivo. Por ejemplo, resulta imprescindible medir el tiempo de reacción ante un ataque, desde que lo identifica, responde y corrige la vulnerabilidad. Reducir este tiempo del proceso contribuirá a mitigar los riesgos den toda la organización.

Concienciar

Apostar por concienciar sobre los peligros y la necesidad de ciberprotegerse contribuirá a adoptar las precauciones y medidas para mantenerse actualizado y protegerse de las amenazas.

Imagen | Michael Dziedzic

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!