hit counter
Mercados, Noticias, Tecnología

El momento PaaS todavía no ha llegado

cloud_paasLa nube en sus diferentes fórmulas y los servicios alrededor de ella son tendencias de presente. Sin embargo, por más que las cifras vaya creciendo todavía queda mucho camino por andar. Lejos de ser la tónica general, la plataforma como servicio, más conocida como PaaS necesita seguir evolucionando para que las empresas confíen definitivamente.

Gartner tiene claro que la evolución cloud va hacia el PaaS. En 2015 espera que el negocio a nivel mundial llegue a 1.800 millones de dólares y salte hasta los 2.900 millones de dólares en 2016. Por su parte, IDC apunta mucho más alto; 14.000 millones de dólares en 2017.

Sin embargo, sus previsiones a futuro, son eso, pronósticos de grandes oportunidades para el año que viene y sucesivos. Cifras buenas que todavía no se están dando en el presente, siendo el SaaS la opción favorita para subir al cloud, pero ¿Por qué? ¿Qué impide a las empresas invertir en PaaS?

Barreras del PaaS

Los proveedores de cloud todavía tienen mucho trabajo por delante para que las empresas empiecen a confiar en el PaaS. Sobre todo, tienen tres retos importantes que resume la compañía Cloud Tehcnology Partners:

El primero se basa en un mensaje confuso en el mercado. Debido a todas las opciones que ofrecen los servicios cloud y las difuminadas barreras, es fácil mezclar PaaS con IaaS o SaaS. “Si preguntas a cinco personas sobre PaaS, te darán cinco definiciones diferentes”, comentan desde Cloud Technology Partners. Y quizás ese es el problema; las empresas no tienen claro qué significa PaaS.

En este sentido, para poner nuestro granito de arena en esta confusión definiremos el concepto. Básicamente, una solución PaaS se refiere un servicio cloud en el que el proveedor ofrece una plataforma completa con infraestructura y aplicaciones integradas. El PaaS puede ser ofrecido tanto en una cloud público como privada o híbrida.

Dentro de las diferentes posibilidades de servicios cloud que existen, el PaaS todavía es la menos madura. Cuando ya las empresas están entendiendo la concepción del IaaS o SaaS, esta evolución todavía está un paso por detrás. De hecho, todavía hay pocos casos de éxito que ayuden a que las empresas se motiven a usarlo.

Otro reto viene de la mano de la madurez de las funciones de las soluciones. Originalmente la promesa del PaaS era “olvídate de la infraestructura y las operaciones, nos encargamos”. Aunque este mensaje es muy bonito, sobre todo, para pequeñas empresas, todavía no es una realidad completa. Muchas soluciones todavía no están suficientemente maduras como para dar el servicio.

Además, el PaaS ya está siendo proveído por muchas empresas pero no hay líderes claros. Así como en IaaS vemos como Amazon o Google son figuras claras, en el caso del PaaS no hay muchos nombres que repunten. Y quizás por esta falta de protagonismo, todavía no hay un mensaje demasiado extendido.

En resumen, PaaS es una fórmula interesante pero que todavía necesita el apoyo por parte de fabricante y proveedores para madurar y llegar a los objetivos pronosticados por las consultoras. Sin esta ayuda, las empresas nunca entenderán las virtudes de esta modalidad de nube.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!