hit counter

Ante el reto de saber cómo será la tecnología de futuro

tecnología_de_futuro

Que la tecnología avanza a pasos agigantados no es noticia. Lo que hoy es una auténtica revolución, mañana es historia. Un pasado con el que se esfuman todas las soluciones y proyectos basados en esa tendencia ya pasada. Como partners, saber cómo será la tecnología de futuro supone un verdadero reto al que hacer frente mirando al presente.

La industria tecnológica prevé que este año se alcance un gasto de 3 millones de millones de dólares. Inversiones realizadas por empresas y consumidores que ven como el sector no deja de lanzar novedades a cada cual más interesante. Y es ahí donde surgen las dudas y desafíos para los partners.

¿Será útil en un futuro próximo?

Las empresas están dispuesta a buscar nuevas soluciones que le ayuden a abordar la transformación digital. Sin embargo, el aprendizaje por dolor del que nos hablaba Arsys ha hecho mella en muchas por lo que se han incrementado las exigencias y preocupaciones ante proyectos de envergadura.

Así, no es de extrañar que, ante grandes proyectos tecnológicos, a muchas empresas le asalten dudas como ¿Será está la tecnología adecuada para abordar el futuro? ¿Será útil en unos años?. Y es ahí donde el partner debe jugar sus cartas afianzando una relación duradera.

Los partners ven como la demanda de soluciones con un ciclo de vida más largo crece a la vez que la preocupación de las compañías por invertir en tecnologías con las que estar a la última ahora y en un futuro cercano. Nos trasladaba esta realidad Ignacio Sainz de Baranda, presidente de la IAMCP:

“Los clientes quieren saber cómo va a ser el recorrido de la tecnología. Si realmente le va a ser útil lo que implanten hoy de cara al futuro. Unas dudas que serán críticas en los próximos años”.

El papel del partner

Estar preparados para enfrentarse a compañías preocupadas por la mella que puede hacer la implantación tecnológica del presente en el futuro es una tarea más. Ya no solo porque puede ser la diferencia entre ganar y perder un proyecto sino porque puede ser la clave que marque nuestro valor.

Pero ¿Cómo podemos garantizar el ciclo de vida de las soluciones que vendemos? Primeramente posicionándonos con aquellas marcas que nos garantizan un soporte flexible y duradero. Tener esa seguridad nos ayudará también a estar al lado de los mejores.

Debemos garantizar el servicio con renovaciones y mantenimientos ya que ninguna tecnología es eterna

Además, debemos ser conscientes de que el mercado cuenta con unas estándares no escritos. Buscar alternativas que no se puedan utilizar sobre Windows 10, por ejemplo, será un error no solo futuro sino también de presente.

Optar por plataformas de código abierto nos puede ayudar a encontrar una solución que se adapte en los próximos años. Justo es esta vía por la que se empiezan a decantar sectores verticales como la banca a los que seguramente le sigan otros pioneros en adopción.

En cualquier caso, el cliente lo pida o no debemos certificar que podemos ofrecer una solución que dure en el tiempo. Y ya que ninguna tecnología es eterna, contar con los recursos necesarios para dar un servicio de mantenimiento o renovación proactivo para acreditarnos como ese partner que siempre está ahí.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!