Web
Analytics
Actualidad, Seguridad

La seguridad de los trabajadores remotos, una asignatura pendiente

estaciones_de_trabajo_europa_españa
Disponer de trabajadores remotos en las organizaciones conlleva beneficios tanto para los negocios como para los propios trabajadores. Sin embargo, también son la puerta a muchos de ciberataques que sufren y que son necesarios acotar.

Está comprobado que el trabajo en remoto conlleva notables beneficios para los empleados, por ejemplo, y según un estudio realizado por OpenVPN, un 82% de los 250 líderes de TI encuestados apunta disponer menos estrés y un 30% reconoce que les permite realizar más trabajo en menos tiempo.

Además de esta mayor eficiencia, los negocios consiguen reducir los gastos generales que conlleva el mantenimiento de una fuerza laboral. Las estimaciones apuntan un ahorro de unos 11.000 dólares por trabajador remoto al año.

Sin embargo, disponer de empleados alejados físicamente del centro de trabajo y haciendo uso de redes wifi y, en muchas ocasiones, dispositivos electrónicos personales, abre las puertas a la entrada de vulnerabilidades en las organizaciones. El estudio de OpenVPN pone de manifiesto que aquellas organizaciones que no han tomado las medidas correctas para asegurar a sus trabajadores remotos deben hacerlo pronto si quieren mantenerse seguras.

Medidas para incrementar la ciberseguridad

Si bien el 92% de los encuestados cree que los beneficios del trabajo remoto superan los riesgos, un 90% también reconoce que contar con empleados trabajando remotamente representa un riesgo para su seguridad. Asimismo, el 54% considera que los empleados remotos representan un mayor riesgo de seguridad que los empleados que trabajan en el propio lugar de trabajo.

No obstante, y a pesar de que las empresas están dando pasos clave para mitigar riesgos, e incluso los propios trabajadores remotos están tomando medidas para protegerse, las vulnerabilidades se siguen sucediendo.

El 36% de las organizaciones ha experimentado un incidente de seguridad debido a las acciones de un trabajador remoto

En esta protección del trabajo remoto, comenzar con el establecimiento de una política de seguridad que determine qué tecnologías usar y cuáles no, es clave. Por ejemplo, el uso de VPN con contraseñas robustas evitan que los trabajadores remotos usen redes wifi públicas que pueden poner en peligro la seguridad de la empresa. Además, evitar el uso ordenadores portátiles personales en el trabajo evita la difusión de información confidencial de la empresa a dispositivos que no están controlados por las medidas de seguridad de la organización.

Junto a esto, educar y concienciar sobre ciberseguridad a todos los empleados y, de forma muy especial, a los remotos, resulta fundamental. Además, capacitar en ciberseguridad de forma continuada para estar al día a la hora protegerse de las continuas nuevas amenazas también es crucial.

Y es que un 36% de las organizaciones ha experimentado un incidente de seguridad debido a las acciones de un trabajador remoto.

En un 57% de las organizaciones, los departamentos de TI han liderado el desarrollo de políticas de seguridad. No obstante, el estudio de OpenVPN apunta la importancia de no solo vincular la TI con el desarrollo de iniciativas de seguridad del trabajo remoto, sino también hacer que sean ellas las que se encarguen del proceso.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!