Web
Analytics
Actualidad, No te lo pierdas, Tecnología

El negocio detrás del mantenimiento del centro de datos

centro_datos_infraestructuras_ti

A estas alturas nadie pone en duda que el dato es uno de los valores más diferenciales de las empresas. Facebook, por poner un ejemplo muy claro, ha levantado un imperio a base de la información. Pero no es la única. Al calor de esta tendencia los grandes hiperescaladores como Amazon, Google o Microsoft han visto como el centro de datos se llenaba de información, aplicaciones y servicios, y por ende, de ingresos. Un negocio que necesita de un mantenimiento, oportunidad clave para canal de distribución más cercano a las empresas.

En esta tendencia hacia el dato como eje central de los negocio, la infraestructura cobra un papel vital. Tanto es así que Gartner espera que los proveedores inviertan en infraestructura más de 200 millones de dólares para este 2021. Una cifra aupada cada vez más por grandes centros de datos que se están implantando en España como uno de los centros neurálgicos en Europa de este segmento.

Pero estas infraestructuras no solo cobijan datos y ya. Son unos núcleos perfectos para que los partners puedan ofrecer servicios a su alrededor. De hecho, se calcula que el negocio de servicios alrededor del centro de datos superó los 196.200 millones de dólares en 202o, según Mordor Intelligence. Se estima que el crecimiento será de un 20% en los próximos 6 años. Aquí la pregunta ya no es si hay negocio, sino cómo hacerlo.

Mantenimiento, la gallina de los huevos de oro

Climatización, monitorización, protección y análisis son solo algunas de las áreas en las que involucra todo lo que tenga que ver con mantenimiento de infraestructuras tecnológicas dentro del centro de datos. Unos apartados donde el negocio está servido, solo hay que saber cómo ejecutarlo.

El ecosistema entorno a los centros de datos es complejo. No es nada nuevo, pero si cada vez más evidente. El Edge Computing, el multicloud o las opciones híbridas hacen que este terreno tenga cada día más factores a tener en cuenta. De ahí que sea una oportunidad donde la especialización sea clave para el canal TI.

En este sentido, los fabricantes especializados han ido intentando restar complejidad con sus soluciones. Así, cada vez es más frecuente encontrarnos con soluciones «todo en uno» que permite monitorizar y supervisar desde el hardware hasta los sistemas operativos pasando por las redes, aplicaciones o aplicaciones. Denominadas por los americanos como soluciones DMSO (Discovery, Monitoring, Support and Optimization) son opciones que encajan como anillo al dedo en los negocios de los partners y aportan valor a los clientes.

El negocio de servicios del centro de datos superará los 196.200 millones de dólares

Este tipo de soluciones permiten la integración de todos los apartados en un solo control, añaden funciones para la automatización y analítica de tareas, y en muchos casos, incluyen tecnologías predictivas que apuntan a ser el siguiente fenómeno para prevenir la inactividad. No en vano un estudio de IDC apunta que estos costes podrían suponer hasta 1 millón de dólares a la hora a las empresas de Fortune 1000. En el caso de organizaciones más pequeñas los costes podrían ser de 60 millones de dólares.

El papel del partner

La trasformación digital de la que tanto hablamos, precisamente, va muy pareja con esta oportunidad. Y es que las empresas necesitan evolucionar sus infraestructras y con ellas, mejorar sus tasas de rendimiento, escalabilidad, protección y flexibilidad.

En todo este contexto, el papel del partner se torna como una figura esencial no solo para la buena selección de una infraestructura donde desplegar información, aplicaciones y servicios de las compañías sino para que ofrecer una continuidad de trabajo óptima. Y ese es justo el punto donde el negocio es más boyante.

Aquí nos podemos encontrar diferentes tipos de partners. Los que se encargan de ofrecen soluciones de terceros para la supervisión y mantenimiento de infraestructuras y aquellos que desarollan sus propias herramientas para controlar estos entornos complejos. En ambos casos, la oportunidad de negocio es clara porque el objetivo es el mismo: ofrecer un servicio a las empresas que les permita reducir costes, maximizar el rendimiento y, en definitiva, tener un control de su infraestructuras evitando cualquier imprevisto o actuando con la máxima rapidez y eficacia.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!