Web
Analytics

La promesa de Li-Fi, ¿estamos preparados para su despegue?

Li-Fi, o Light Fidelity, puede convertirse en la nueva revolución en tecnología inalámbrica. Su capacidad de transmisión de datos puede ser la solución a los problemas que aún presenta la tecnología Wi-Fi.

Dentro de unos años, es muy probable que las repeticiones instantáneas de las jugadas más controvertidas de un partido de fútbol lleguen a los smartphones a través de la luz láser. Esta es al menos la visión de Kyocera SLD Laser y uno de los muchos ejemplos de cómo la compañía cree que los chips láser, no los LED, ayudarán a marcar el comienzo de la era Li-Fi.

Se trata de una nueva etapa en la que las ondas de luz moduladas desempeñarán un papel clave en la entrega de datos y servicios de Internet, complementando y, en algunos casos reemplazando, las ondas de radio de Wi-Fi.

Y es que la capacidad de los chips láser para operar a velocidades mucho más altas que los LED podría ser el salto que la tecnología Li-Fi necesita para finalmente empujarla hacia un uso generalizado.

En la pasada edición de la feria de electrónica de consumo CES 2022, celebrada en Las Vegas, la empresa Kyocera SLD ya hizo una demostración de una configuración de Li-Fi láser que funcionaba a 100 Gbps. Esto supone que puede ser hasta 100 veces más rápido que  5G y que cualquier LED Li-Fi, y probablemente alrededor de 600 a 700 veces más rápido que el LED Li-Fi más rápido desplegado comercialmente.

Aunque hace bastante tiempo que se habla de Li-Fi y que parece ser que no llega, todo apunta a que el impulso definitivo podría estar más cerca de lo que pensamos. Uno de los socios de KSLD, Spectrum Networks, ya está trabajando en el diseño de equipos Li-Fi que ofrecerán servicios de Internet e iluminación a los pasajeros de aviones comerciales.

Las ventajas de Li-Fi

Uno de los beneficios claros que los entusiastas de Li-Fi han reclamado durante mucho tiempo sobre Wi-Fi es que no interfiere con los equipos de radio como lo hace Wi-Fi. En entornos como el de la aviación, esto es una clara ventaja dada la problemática existente en torno al despliegue de servicios móviles 5G basados en radio cerca de los aeropuertos.

conexiones 5G

En consecuencia, se trata de una tecnología que puede utilizarse en aquellos lugares más sensibles a las áreas electromagnéticas sin causar interferencias, como es el caso de los aeropuertos y los hospitales.

Además, al tratarse de luz, Li-Fi puede hacer uso de todo el espectro de luz visible por lo que, al usar una longitud de onda muy concreta, evita esta interferencia con otros dispositivos.

Además, otra ventaja respecto a las ondas de radio es que estas tienen otro riesgo: se filtran fuera de los edificios donde los ciberdelincuentes pueden piratearlas. Por el contrario, el uso de la luz requiere una línea de visión, ya que algunas longitudes de onda no serían visibles para los ojos humanos.

De esta forma, es una clara ventaja a nivel de seguridad ya que, en el caso de que quieran piratear estas comunicaciones, los ciberdelincuentes necesitarán tener acceso físico a la señal Li-Fi.

Li-Fi cuenta con una tasa de transmisión de datos superior a Wi-Fi y una mayor seguridad

Junto a la superior tasa de transmisión de datos respecto a Wi-Fi, pudiendo alcanzar los 224 Gbps, su estabilidad y seguridad, hay otro aspecto destacable de Li-Fi: su precio. Todo apunta a que será una opción más económica ya que puede instalarse en cualquier lugar en el que haya una fuente de luz. Algo a lo que se le suma el hecho de que el coste de su infraestructura es mejor que la de Wi-Fi.

Todo ello hace que esta propuesta siga ganando adeptos día a día.

…Y algunas desventajas

Llegados a este punto, las ventajas de Li-Fi son evidentes pero, ¿cuáles son sus puntos débiles? La mayoría de expertos se muestra de acuerdo al apuntar que el limitado alcance de esta tecnología de comunicación es su principal desventaja.

Aunque cada vez más se conocen aplicaciones en diferentes espacios, inicialmente su funcionamiento se ha visto, sobre todo, en espacios cerrados. No obstante, los últimos proyectos puestos en marcha empiezan a cuestionar su posible aplicación en espacios más abiertos.

conexiones_centro_datos_

Asimismo, si bien el coste de la tecnología en sí puede resultar más económico, la infraestructura que requiere para funcionar debe ser completamente nueva, lo que supone un desembolso económico considerable.

Sin embargo, en este balanceo entre pros y contras Li-Fi podría salir vencedora en comparación con Wi-Fi y cada día más suena como clara sustituta. Sus posibilidades para poder utilizar Internet sin atender a aspectos como la distancia, la presencia de obstáculos o de otras ondas de radiofrecuencia podría impulsar su adopción.

Proliferan las aplicaciones

Con todo ello, los casos de uso previstos para Li-Fi no han cambiado desde que Harald Haas, entonces profesor de la Universidad de Edimburgo, lideró su invención hace más de una década de enviar datos utilizando luz, usando LED, en lugar de ondas de radio.

Haas cofundó pureLiFi, donde todavía desempeña funciones como director científico, y se dedica a la venta de Li-Fi basado en LED, aunque reconoce las ventajas que aportará el uso de luz láser y la necesidad de moverse en esa dirección.

Desde Kyocera también ensalzan el papel que desempeña Li-Fi en las comunicaciones en el sector del automóvil, bien sea de coche a coche o de coche a otro dispositivo. No en vano, a medida que el desarrollo de los vehículos autónomos siga avanzando, esta tecnología irá ganando mayor peso.

Y, de forma similar, también podría convertirse en clave para las comunicaciones submarinas.

Junto al ámbito profesional, empiezan a proliferar aplicaciones de Li-Fi para el sector doméstico

Pero si hay un sector en el que Li-Fi podría despuntar enormemente es en el de los paneles solares, ya que les daría la doble función de recepción. El propio Haas está probando un sistema en las Islas Orkney de Escocia en el que un faro envía luz modulada a las células solares en paneles que también proporcionan electricidad a las casas cercanas.

Por lo tanto, las células solares cumplen su propósito de energía renovable convencional al mismo tiempo que sustentan las comunicaciones de datos. Se trata de una propuesta hacia las comunicaciones de datos de alta velocidad y cero neto.

Si bien hasta el momento todas las aplicaciones de Li-Fi parecen estar enfocadas al ámbito profesional, durante el pasado Mobile World Congress 2022 en Barcelona también pudieron verse propuestas para el ámbito doméstico. Es el caso de LiFi@Home, con el que se busca poder sustituir algunas bombillas LED del hogar por bombillas Li-Fi que permitan interconectar dispositivos de domótica sin interferencias.

Previsiones optimistas de futuro

Todos estos casos llevan a los expertos a pronosticar que la coexistencia entre Wi-Fi y Li-Fi podría ser una realidad en breve. Para algunos, Li-Fi puede verse como un complemento a Wi-Fi y, según su desarrollo, quién sabe si incluso podría llegar a desbancarla algún día.

No en vano, la LiFi Alliance, la organización que promueve esta conexión inalámbrica gracias a la luz, prevé que no sea hasta el próximo año cuando esta tecnología consiga el impulso necesario para su despegue gracias al estándar Light WLAN 802.11bb. Y no será hasta 2025 cuando es esperan los primeros dispositivos de hardware compatibles con Li-Fi integrado.

¿Se cumplirán estos propósitos? Solo el tiempo nos dirá si el reinado de Wi-Fi ha llegado a su fin y la apuesta por Li-Fi satisface todas las necesidades.

Imagen inicial | Robynne Hu

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Avatar
Periodista especializada en tecnología e innovación con más de dos décadas de experiencia cubriendo la información del canal TI

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!