Web
Analytics
Actualidad, Tecnología

La nube, epicentro de las principales tendencias tecnológicas de 2022

la nube

Según las previsiones de Deloitte, la nube estará en el centro de las tendencias tecnológicas de este 2022, un año en el que la sostenibilidad y los avances en los modelos de trabajo experimentarán importantes cambios.

No cabe duda de que los cambios experimentados en los dos últimos años, tanto a nivel socioeconómico como empresarial, han llevado a las organizaciones a realizar una fuerte apuesta por las tecnologías como pieza clave para avanzar en sus negocios. Sin embargo, si bien la apuesta por la digitalización ha conllevado un importante impulso de la nube, esto a su vez está impactando en otras áreas tecnológicas que experimentarán una evolución clave este 2022.

De acuerdo con el estudio ‘2022 technology industry outlook’ de Deloitte, estas con las cuatro tendencias tecnológicas que tendrán un mayor protagonismo a lo largo de este año. En todas ellas, la nube desempeñará un rol fundamental. Las repasamos a continuación.

Hacia el ‘todo como servicio’

Sin duda, el auge que está experimentando la adopción de la nube la está convirtiendo en la plataforma predilecta para habilitar el ‘todo como servicio’ (XaaS). Para Deloitte, los nuevos retos surgidos a raíz del impacto de la pandemia han impulsado los proyectos de transformación digital y la búsqueda de soluciones apostando por procesos de TI basados en servicios cloud.

En muchos casos, el enfoque híbrido y multicloud para optimizar aspectos del negocio, como los costes, la mejora de la estructura organizativa y el cumplimiento, se ha convertido en clave para algunos sectores. Esto está llevando a que las empresas de tecnología necesiten encontrar una manera de seguir creciendo mientras coordinan sus servicios y datos basados en la nube.

La seguridad, la gran preocupación de la nube

Pero también la seguridad se ha convertido en una gran preocupación para las empresas, especialmente cuando se trabaja en la nube, junto con la disponibilidad y la gestión de los datos. No obstante, la gestión de riesgos también se erige en un aspecto fundamental, sobre todo en entornos multicloud. La clave estará en aclarar dónde se encuentran las responsabilidades de seguridad de la red entre el proveedor y las organizaciones de usuarios.

Evolución de la cadena de suministro

Si bien durante los dos últimos años hemos asistido a las continuas interrupciones en las cadenas de suministro y a una escasez de chips que ha afectado al mercado PC, así como al de los smartphones, al de ‘gamers’, y al de infraestructura de centros de datos.

A esto se le sumaron los problemas en la logística, que derivó en retrasos en los envíos y pedidos, lo que llevó a que algunos PC experimentaran plazos de entrega de hasta 20 semanas, mientras que los retrasos en los smartphones de gama alta oscilaron entre cuatro y ocho semanas a partir del tercer trimestre de 2021.

Deloitte prevé el fin de los largos plazos de entrega para finales de 2023

Ante este panorama, Deloitte prevé un cierto alivio en esta situación a finales de este año, si bien es posible que el hecho de contar con plazos de entrega más largos no acaben hasta 2023. Sin embargo, las empresas de tecnología deberían prepararse para ciertas contingencias, como otro brote de COVID-19, algo que ya estamos viendo con las últimas variantes del virus, como Delta y Ómicron, ante el impacto que están teniendo.

En este sentido, la consultora anticipa que las empresas comenzarán a integrar la visibilidad granular en todos los niveles junto con la incorporación de tecnologías avanzadas como 5G, automatización robótica, blockchain e Inteligencia Artificial, que ayudarán a aliviar los problemas de la cadena de suministro que puedan surgir en el futuro.

Apuesta por los trabajadores híbridos

Debido a la pandemia, la forma en que las empresas abordan el trabajo en la oficina ha cambiado, pero también lo han hecho las expectativas de los empleados con respecto a sus empleadores. Con más experiencia en el uso de una fuerza laboral híbrida, se espera que las empresas de tecnología evolucionen sus culturas, aceleren la experimentación con soluciones de colaboración y desarrollen mejores enfoques para administrar las implicaciones fiscales.

El trabajo híbrido, combinando trabajo en la oficina y en el hogar, se ha vuelto necesario para que las empresas de la industria tecnológica sobrevivan y crezcan. Las empresas de tecnología están tratando de equilibrar esa experiencia de trabajo en el hogar con las necesidades de la organización.

Esto ha llevado a que la cultura de la empresa esté en el foco de las organizaciones, por lo que el estudio de Deloitte señala la necesidad de adaptarse rápidamente a las necesidades de los empleados desde una perspectiva colaborativa. Por eso es necesario que se establezcan reglas claras en los entornos de trabajo híbridos y el acceso a las herramientas necesarias para que los trabajadores tengan éxito.

Sostenibilidad tecnológica de la nube

Sin duda, la sostenibilidad no podía faltar entre las principales preocupaciones de las organizaciones hoy en día. Según Deloitte, ocho de cada diez responsables de tecnología están preocupados por el cambio climático, y la mayoría coincide en que es hora de actuar.

El sector tecnológico es responsable de entre el 2% y el 3% de las emisiones de gases de efecto invernadero

Dado que el sector tecnológico es responsable de entre el 2% y el 3% de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo, la preocupación por la sostenibilidad se convierte en un factor a considerar para las empresas tecnológicas. El estudio apunta que espera que las grandes empresas tecnológicas sigan siendo las principales compradoras de energía renovable a nivel mundial en 2022.

Algunas empresas de tecnología ya están comenzando a abordar el problema de los residuos electrónicos mediante el uso de materiales reciclados, cambios de diseño para promover la reciclabilidad y una reparación más sencilla para ampliar la vida útil de los productos.

Con todo ello, Deloitte confía en que las empresas de tecnología sigan tomando medidas para reducir y mitigar las causas del cambio climático, como usar satélites para monitorizar el medio ambiente o usar análisis de datos para disminuir el consumo de energía en los procesos de producción.

No obstante, aún es necesario una mayor transparencia en las empresas de tecnología para avanzar en este sentido y los próximos años serán clave para dar pasos en este sentido.

Imagen inicial | Ricardo Gomez Angel

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!