Web
Analytics
Actualidad, Mercados, Tecnología

El gasto en nube pública alcanzará los casi 500.000 millones en 2022

nube pública

El mercado de nube pública sigue creciendo y este año lo hará en un 20,4% respecto al pasado 2021 con un gasto que llegará a los 494.700 millones de dólares.

La nube se ha convertido en un elemento crucial en las estrategias tecnológicas de las compañías para abordar los nuevos retos a los que deben hacer frente, así como a los futuros. Esto ha llevado a que la nube pública esté adquiriendo cada vez mayor relevancia tal y como apuntan los últimos estudios.

De acuerdo con las estimaciones de Gartner, el gasto global en la nube pública pasará de los 410.900 millones de dólares del pasado año a los 494.700 millones este 2022. Esto implica que este mercado experimentará este año un crecimiento del 20,4% respecto al anterior.

Pero la cosa no queda ahí, ya que las previsiones de la consultora apuntan que el gasto en la nube pública seguirá creciendo hasta alcanzar los 600.000 millones de dólares en 2023.

La nube pública acelera nuevos desarrollos tecnológicos

Si hay un segmento del mercado cloud que está teniendo un importante tirón en los últimos tiempos es el del software como servicio, que se espera que este año alcance los 176.600 millones de dólares a nivel mundial. La infraestructura como servicio (IaaS) será el segmento que experimente un mayor crecimiento este año, presumiblemente de un 30,6%.

En segundo lugar, el escritorio como servicio (DaaS) también seguirá creciendo este año y lo hará un 26,6% respecto al pasado año. A ello contribuirá la fuerte apuesta de las empresas por el modelo de trabajo híbrido, que conllevará una mayor adopción de soluciones en la nube. Por ejemplo, los servicios de escritorio remoto están siendo cada vez más implementados, por lo que se espera que alcancen los 2.600 millones de dólares.

Una cifra muy similar será la que experimente el segmento de plataforma como servicio (PaaS), cuyo crecimiento se prevé que sea de un 26,1%.

Sin duda, este impulso que está experimentando la nube también está permitiendo que otras tecnologías aceleren su desarrollo. Es el caso del Edge Computing, o de las tecnologías de perímetro de servicio de acceso seguro, conocidas como SASE por su denominación en inglés.

Esto conllevará, no solo claras ventajas para las organizaciones, que podrán seguir avanzando para ser más competitivas y resilientes, sino también para los proveedores cloud, que verán incrementados sus ingresos procedentes de la nube pública.

Incluso, como apunta el vicepresidente de investigación de Gartner, Sid Nag, también se generarán flujos adicionales de ingresos para estos proveedores.

“El enfoque de la diferenciación se está desplazando gradualmente hacia las capacidades que pueden alterar los negocios y las operaciones digitales”.

En este sentido, Nag destaca que los servicios de nube pública se han vuelto tan integrales que los proveedores se están viendo obligados a abordar desafíos sociales y políticos como la sostenibilidad y la soberanía de datos.

En este escenario, los tres grandes nombres que ya están liderando el mercado son Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure y Google Cloud, y se repartirán este mercado con un claro predominio del primero.

Imagen inicial | Jordan Steranka

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Avatar
Periodista especializada en tecnología e innovación con más de dos décadas de experiencia cubriendo la información del canal TI