hit counter
Actualidad, General, Mercados, Noticias, Tecnología

No solo hace falta buena tecnología para vender

tecnología

La pasada semana hemos conocido un nuevo desplome en bolsa de HTC y movimientos en BlackBerry que confirman las dificultades de ambas para sobrevivir en un mercado del móvil inteligente tremendamente competido. ¿Qué les pasa a los fabricantes insignia?

Está claro que la buena tecnología no es suficiente para triunfar. Sin ella es mucho más complicado pero aún con un buen I+D detrás hace falta mucho trabajo en el canal, mucho marketing y sobre todo, un producto realmente atractivo. En ese contexto parece que ni HTC ni BlackBerry lo están consiguiendo. ¿Terminarán absorbidas al igual que Nokia o Motorola?

HTC no levanta cabeza

HTC vivió el peor mes de abril en ingresos de los últimos seis años. La previsión de pobres resultados en el segundo trimestre ha provocado un fuerte castigo de los inversores en bolsa cayendo a niveles de 2005. El futuro se presenta preocupante para HTC porque su capitalización bursátil la pone a tiro de otras compañías. Estos días, medios taiwaneses incluso rumorean su venta a ASUS.

El intento de recuperación con su nuevo tope de gama, One M9, no ha surtido efecto y sus ventas se han reducido un 43 por ciento respecto a su anterior buque insignia, One M8, en el mismo periodo. En los últimos datos de ventas por fabricantes, HTC no aparece ni en el top-10.

El desplome de HTC viene de lejos pero se esperaba que este terminal diera resultados por diseño y calidad de construcción. No solo hace falta buena tecnología para vender y una buena maquinaria de marketing y publicidad cuenta. HTC no puede competir con otras compañías como Samsung.

BlackBerry, más de lo mismo

En una situación similar está el fabricante canadiense. BlackBerry, la gran dominadora del mercado profesional de móviles inteligentes hace unos años, comenzó a perder terreno tras la llegada del iPhone de Apple y Android y hoy por hoy su cuota de mercado es residual y no alcanza el 1 por ciento, lo que ha provocado rumores de venta de la compañía, a Microsoft o Samsung.

El acuerdo con Foxconn para el desarrollo , fabricación y distribución de terminales móviles BlackBerry durante los próximos cinco años y una importante disminución del nivel de gastos, gustó al mercado y supuso un alivio para la compañía.

Sin embargo, las ventas no remontan y esta misma semana hemos conocido que BlackBerry utilizará Android en una nueva línea de smartphones. Sería un cambio de rumbo total pero no pocos consideran que se trata de un movimiento desesperado para mantenerse en el mercado y que llega muy tarde como para tener efecto.

¿Los mismos pasos de Nokia y Motorola?

Las dos mayores compañías de la historia de la telefonía móvil ya pasaron su calvario particular y terminaron vendidas a otros fabricantes. Microsoft compró el negocio de dispositivos y servicios móviles de Nokia, mientras que Motorola fue vendida primeramente a Google y posteriormente acabó en Lenovo.

Tras un año de rumores y después de arrasar en la industria de la música con los iPod, Apple en enero de 1997 presentó el primer smartphone, el iPhone. Un terminal que revolucionó por completo la industria de las telecomunicaciones y también la de la computación abriendo la actual era de la movilidad, porque su éxito fue absoluto y la repercusión de su lanzamiento, total para la industria tecnológica.

La llegada del Android de Google, libre de royalties, fue la puntilla para los hasta entonces gigantes del sector. Un número incontable de compañías y productos usan Android, actualmente el sistema operativo líder del mercado de smartphones y tablets.

Tanto Nokia como Motorola, y hoy BlackBerry y HTC, tenían tecnologías suficientes como para adaptarse al cambio y buenos terminales en el mercado. Sin embargo, no están consiguiendo los resultados esperados por estas antaño referencias del sector.

¿Por qué no han sido capaces de seguir el ritmo? Seguramente hay muchas respuestas a este declive pero entre ellas nos podemos encontrar la falta de un canal potente que impulse el portfolio, el marketing mal llevado o la ausencia de adaptación a un mercado que no quiere productos sino experiencia. Y sino que se lo digan a Apple.

¿Crees que es tan importante el marketing, la publicidad o la distribución? ¿No es posible mantenerse en un mercado donde los sistemas de Google y Apple tienen cuotas de mercado por encima del 90 por ciento?

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Juan Ranchal
Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro del canal de distribución. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!